miércoles, 6 de febrero de 2008

Carlos Benítez Villodres

Eterno náufrago

Sobre los mares de los sueños y del pensamiento
pasaron los años y más años,
como gaviotas hambrientas y sin rumbo.
Nacieron a la luz nuevas olas
y dejaron de contemplarla otras muchas.
Las tempestades, las bonanzas,
continuaron sucediéndose una tras otra
con su ritual de siglos.
Surcaron las aguas barcos
blancos repletos de alegría,
y junto a ellos navegaban otros
pintados de negro, ahítos de lágrimas.
A cada alba, el mismo sol.
A cada ocaso, las mismas sombras.
Y, como un canto astral, perdido
en la sangre del tiempo…, el hombre.
Eterno náufrago a la deriva,
asido frenéticamente a la esperanza
sobre las aguas oceánicas del destino.

...................Del libro Sustancia de Vida, 1998

Un hombre ilegible

Te siento en el lenguaje
que pasea sus signos
por el espacio aséptico de la luz que florece.
Él crea mis deseos
cada vez que entro en el jardín del sol
para besar tu cuerpo todo fuego y respuestas.
Soy un hombre ilegible para caminantes
con dagas afiladas que se filtran
en la vida y la matan.
Demasiados naufragios, demasiados
desplomes aletean en mi sangre
y en las huellas que agitan mi memoria.
Un día buceé bajo las aguas
transparentes que habitan en tu cuerpo.
Un día sin imágenes ni rostros
con marcas de locura en salazón.
Aquel día dejé de buscar espejismos
para llenar de amor todas mis ánforas.

...................Del libro Amantes, 2005

Carlos Benítez Villodres - Málaga, España
http://www.carlosbenitezvillodres.es/


************************************************************
Ante la desgracia más puede un poco de ánimo que la mejor razón.
Luis Franco


************************************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner