viernes, 11 de noviembre de 2011

José Víctor Martínez Gil

-México-

Afiladurías I

Aquella mañana el afilador salió antes que el sol, dispuesto a desafiarlo: Fue el creador de la primera chispa de luz del día.


Afiladurías II

El gorrión estaba harto, no aguantaba más. El gato no lo dejaba silbar tranquilo en el tejado amenazándolo desde lejos con sus zarpas.
Hasta ese día en que otro silbido le dio la solución. Oyó al afilador, se acercó, y éste le afiló sus diminutas garras, que quedaron listas para su próximo paseo por el tejado.


Afiladurías III

El Flautista de Hamelin emprendió una demanda contra el afilador por posible competencia desleal.


Alas marinas

El pequeño le dijo a su madre:
–¡Mira, mamá, la tortuga está volando!
–Sí, hijo –fue la respuesta.
El pequeño le volvió a decir.
–¡Mira, mamá, el caballo también está volando!
Y desde el fondo del agua la madre le respondió a su caballito de mar:
–Sí, hijo, como algún día tu volarás.


Amar

El niño no estaba dispuesto a que aquella lágrima de su madre fuera inútil. Por eso se lanzó a nadar en la gota para mostrarle que su lágrima podía ser el más hermoso mar.


Pertenencia

Al mar no le importaba tener en sus ojos un poco de arena.


Amor tormentoso

Cuando aquellas nubes apenas se rozaron hubo truenos y relámpagos.


Ataque aéreo

La paloma merodeaba amenazadora alrededor del gusano de seda. Nadie supo qué pasó. Tiempo después, del capullo salió la primera mariposa con plumas blancas.


Bi-cíclope

Cuando el cíclope vio frente a sí a la cíclope, descubrió que ya tenía dos ojos.


Fuerzas de la naturaleza

La lluvia y el viento se encontraron por primera vez, se contemplaron, se sintieron, y se enamoraron para siempre. Desde entonces, cada vez que hacen el amor se desata un huracán.


La solidez de lo invisible

La piedra está a punto de estrellarse contra el grueso cristal de la ventana. No sabe la piedra que estallará en mil pedazos contra algo que no se ve.

………… * * *

............Cuentos del hombre que…

Lector

El hombre tomó sus gafas para leer… lo que estaba escrito en ellas.


Escritor

El hombre sacó una hoja en blanco, un lápiz… y borró para siempre la hoja en blanco.


Bebedor

El hombre se sirvió un vaso de whisky… sin abrir la botella.


Fumador

El hombre encendió su cigarrillo… estando aún dentro de la cajetilla.


Viajero

El hombre finalmente pudo cerrar la maleta… por dentro.


Paseante

El hombre, para salir a pasear, se puso sus zapatos… y luego sus calcetines.


Conductor

El hombre cambió la rueda del coche. Y se fue… en la rueda.


Textos del libro La solidez de lo invisible, Colección Los Libros de las Gaviotas, otra dimensión de la Colección Gaviotas de Azogue. Número 4 / Cuentos hiperbreves y breves / Madrid / México D. F. / 2010

*************************************************************
El hombre sabio, incluso cuando calla, dice más que el necio cuando habla.
Thomas Fuller

*************************************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner