jueves, 16 de junio de 2011

María Rodríguez

-Almuñecar, Granada, España-

Me diviertes

Me divierte tu alegría y desenfado,
tus locuras y sonrisas maliciosas,
tu madurez infantil y palabras juguetonas.
Todo en ti es fantasía
y lujuria prohibida.
Me haces sentir niña
ávida de primaveras olvidadas,
de raíces sepultadas,
de flores no sembradas.

Me divierte tu ímpetu desbocado,
tus ansias descontroladas,
tu remar distraído.
Eres como la brisa fresca de la mañana
que con rosas en la mano
y ternura en la mirada
me abres a la vida…

Me diviertes.


Tiempo, cruel invento

Tiempo que persigues
con irisación extrema
a cuerpos que emergen
de la helada tierra.

Despojos humanos
buscan tu lecho,
refugio de sus lamentos.
Carroñeros debilitados
como medusas transparentes
convulsionan en fanganosos pantanos.

Desdeñas, con pasión violenta
a inocentes y amantes
desgastando su ego,
huyendo de la mediocridad,
bebiendo tus venenos
rotos por tu propio desprecio.

Tiempo que desgastas
y rompes istmos
destruyendo mentes
en su afán por alcanzarte.
Cruel invento eres:
poderoso y soberbio
pues no han nacido alas
que te logren sobrevolar.


Exhalando aliento

Como el humo,
se desvanece tu mirada
entre las copas de los juncos.

Exhalo por mi boca el aliento
puro sentimiento,
y me turbo,
me ruborizo,
se desmaya mi sentido
ante la real imagen
que dibujo.

Se evapora la niebla de mi mente
y el frío imán de la mañana
baña mi plaza estéril
cubriéndola con hechizos
que invoco.

Expulso mi consuelo suavemente
y aderezo haces de pensamientos
que prendidos en el viento
propagan tu silueta
y me embeleso.

Como brisa helada del poniente
tu figura congelo en los cielos
y te tengo…


*************************************************************
Todas las cosas son imposibles, mientras lo parecen.
Concepción Arenal

*************************************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner