jueves, 16 de junio de 2011

Gastón Marzio

-Florida, Buenos Aires, Argentina-

Gloria

Gloria, mi silencio se parece al tuyo,
yo me escondo detrás de las palabras.
Como decía Hegel, no se puede hablar del yo.
Nuestros silencios se parecen; yo mendigo
trocitos de amor. ¡Qué palabra el silencio!
Podemos estar en silencio. Cuando termine
la vida, entraremos al silencio, o seremos
simplemente una nada, tal vez nuestros yo
también se escondan o se hagan añicos
contra el silencio lapidario.
Gloria, detrás del silencio, te espero con una
palabra ausente.


Tras la huella de un “recuerdo imposible”

………………………………J.L.Borges, Elegía del recuerdo imposible

Busco tu rostro en la lejanía.
Como un sol insondable es el abismo
que me tiene atado a una esperanza destrozada.
Busco tu rostro perdido entre la gente.
Busco tu amor, tu cuerpo, tu ternura
Todo lo añorado.
Siento trémulas premoniciones.
Siento que perdí algo con vos,
Un destello en los ojos, una lágrima.
Me he quedado solo y vacío,
con ese vacío que no llena nada, impenetrable,
del que hablan los muros, del que habla el silencio.
Me quedé sin la palabra
porque vos eras mi lenguaje.
Me quedé sin voz, me quedé sin nada
Solamente ese vacío de no tenerte antes de dormir,
de soñarte en las estrellas.
Ese vacío, ese imposible recuerdo,
Ese recuerdo imposible pero real
de una noche, una pasión, una ternura.
En la insondable oscuridad te busco
preso de amor.
En una cárcel me he convertido, de piedras
que levanto sobre el muro de la gente.
Sólo el vacío, vacío y solo,
pero siempre pensándote.
Creo que en el alma estás vos,
creo que llevo tu impronta grabada en algún lado.
Sos como un cuadro para mí
que se recuerda como una fotografía del inconsciente.
Creo que te tengo hasta en las noches,
que has cambiado lo imaginario en mí.


A Mar

Escribo un poema sobre las profundidades del mar,
del mar de tu cuerpo,
que en un abrazo nos veamos fuera del mundo
para que nos veamos sin él.
Ser los primeros adanes,
los que ponen el nombre a las cosas,
los que comienzan el tiempo cuando se conocen.
Ser lo que permanece en su ser,
ser infinitamente nosotros,
siempre nosotros, profusamente nosotros
y el mundo que estará impávido,
con esos hombres que no penetran en las oscuridades,
en los profundos meandros del amor.
Amémonos sin presupuestos,
sin principio de razón suficiente,
Amémonos por sobre todas las cosas,
sin temores de abismos.
amémonos sin fundamentos, sin porqués, sin excusas.
Amémonos sin ideologías, sin religión,
sin mariposas, sin hombre nuevo,
sin humanismos.
Que si se destruye el mundo
yo me quedo con vos.

……………………Marzo 2011


*************************************************************
Cada uno somos un desierto.
François Mauriac


*************************************************************

2 comentarios:

  1. Gaston ha logrado capturar en imagenes aquellas que condensan todas las palabras acerca del abismo insondable del Amor.Gracias por difundirlas.Vivina

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tus conceptos, Viviana, y por leer los poemas de este escritor
    Un saludo cordial
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner