lunes, 27 de abril de 2009

Zulma Prina

-Buenos Aires (Argentina)-

Tartagal

Tierra mía
tierra grande
herida milenaria
sobre el ombligo de este mundo

silencio agresivo
cuerpos en sombra.

Estalla tu vientre
conjuro de muertos
tu volcán encendido
arroja greda sobre el cuerpo en llamas

que arrase ladinos
con manos voraces:
hasta la carroña despierta avaricia.

Ruge el Tigre
su lamento viejo
mientras se esconde
el Cóndor
allá
en el eco profundo de los cerros

para morir otra vez
y renacer un día en alas nuevas.


*************************************************************
El talento no ha de servir para saberlo y decirlo todo, sino para saber lo que se ha de decir de lo que se sabe.
Mariano José de Larra


*************************************************************

2 comentarios:

  1. Marta Julia Ravizzi28 de abril de 2009, 20:36

    Hermoso homenaje a la tierra dolorida. Un abrazo, Marta Julia Ravizzi

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu apreciación, Marta.
    Un cariño
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner