domingo, 9 de septiembre de 2007

Orlando Valdez

A la hora del silencio

otro
es el que viaja
a no ser por el polvo
que me quita la vida
o el sueño
con su intención pasible
donde sea que vaya
a la misma hora de la siesta
siempre tarde
a la hora del silencio
uno
y un delito imposible


Y en el

soy el vuelo
de siete gaviotas
al ras como arena
entre el viento
lo que queda
de la luna
con la noche
que entra de mar
y en el
aquél
que vuelve
y convierte sal
la sombra
que abandona


En el áspero naufragio

contengo
mis pupilas
buscando
algún
hipocampo
una sirena
del silencio inerte
rescatar la fantasía
el esperma intenso
un poema
en el áspero naufragio


Orlando Valdez - Rosario, Santa Fe
www.orlandovaldez.blogspot.com

*****************************************

No usar defectos, no significa no tenerlos.
Antonio Porchia

*****************************************

3 comentarios:

  1. Orlando: me parecieron muy buenas tus poesías, el tema y el estilo de las mismas.


    Mirta Urdiroz

    ResponderEliminar
  2. tema y estilo no es sino lo que devuelvo a quien la vida
    le reserva porque la inquiere. GRACIAS Mirta.

    ResponderEliminar
  3. Donde quiera que esté, sé que Mirta sabrá de tus palabras, es mi deseo que descanse en paz.
    Gracias Orlando.
    Un cariño
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner