domingo, 9 de septiembre de 2007

Susana Lizzi

Cadáveres y destellos

I

Herida de letra,
………………….la muerte
………….………………….encuentra en el poema su propio cementerio.

II

Mi lengua es un tatuaje,
que obtuve por herencia,
………….………….tajo
………….………….………….profundo
………….………….………….en la memoria.

Mi lengua
…………….aborigen
tuvo una voz esclava,
tiene una sabia voz asalariada,
mas
………….no ciñe
………….ni afloja
………….……………….sólo resiste como firme suncho de yuca.

Mi canto tatuado
…………….es noche,
………….………….alma
………….………….………..y alma en la noche.

IV

¿Puedes apartarme de esta sed,
de la aridez de la palabra esquiva?

¿Puedes salvarme de la ineficacia del poema?

Ayúdame tan siquiera a no escribir
sin que me acuse
………….la blanca página asesina
que como daga me atraviesa:
no puedo tolerar
su irónico gesto
ante el desafío que representa
………….la perpetua búsqueda.

V

Meteré una piedra en mi boca
¡fría!
que me rompa
y me arroje bajo un alud de ecos mutilados.
Nadie me despojará de esa tragedia
como no querrían los dignos suicidarse en el templo
para escanciar su sangre ante dioses impuros.

La palabra no dicha
rompe.

VIII

Pregunta:
………….temblor de la palabra,
………….suspiro
……………………..de niño cuando duerme
………….vibración animal
………….mansedumbre de anciano.

Pregunta:
………….sabor profundo
……………………..del misterio,
………….candorosa sabiduría de la muerte.

Pides mucho,
………….te quedas sola
………….y siempre
………….eres tu miedo
………….tu coraza
………….pie y huella
………….luminosa huella
………….………….de la vida.

IX

No temas, palabra: te acunaré esta noche
al son de una nana de sonidos muelles.

No creas en esos truenos:
son apenas oscuridades de fusiles;
ni en esos pasos:
nada más son hombres y mujeres perseguidos.

Acurrúcate aquí, en este rincón de mueca,
hasta que crezcas
y puedas ver de cerca lo que pasa.
Aspira el viento preso entre luz de luna y hojas tristes.
¡Estás a salvo!
hay bajo los escombros un hueso que te espera
un pabellón ondeante
una victoria prometida
y me tienes
me tienes
para que mañana
cuando recorran los senderos para ver qué ha quedado después de la tragedia
encuentren tu símbolo perfecto
tu belleza inolvidable
tu profética esencia hecha de mundo
…………….del hombre
…………………………..para el hombre.

Susana Lizzi - Gualeguaychú, Entre Ríos

*****************************************

La intención de no engañar nunca nos expone a ser engañados muchas veces.
François de La Rochefoucauld

*****************************************

4 comentarios:

  1. ¡Cuánta poesía! Nunca había leído a esta poeta. Me parece excelente. Gracias. La belleza se agredece.

    ResponderEliminar
  2. Las palabras colocadas en el justo lugar para los versos que conmueven.Víctor Hugo Tissera

    ResponderEliminar
  3. ¡Me encanta el experimentar con los versos jugando en el espacio!

    Interesante los enlaces y las imágenes y notas marginales.

    Cariños, Susana.

    ResponderEliminar
  4. Queridas Alicia y Marta: Muchas gracias por sus palabras.
    Querido Víctor: Donde quiera que estés, tu recuerdo siempre permanecerá entre quienes te conocimos.
    Cariños
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner