lunes, 19 de febrero de 2018

María Montserrat Bertrán


13.

Mudándome la piel que abraza
pliegue a pliegue, poro a poro

alitas de mariposa
naranjean el aire

debajo 
          vertiente
                        oro
                              de tu mirada.

16.

Pulsándome célula a célula
gota a gota
con su diapasón de luz

me lee

el más pequeño que late,
viene a besar volcanes dormidos
de la tierra
viene a bañarse en sus aguas
por la selva viene…
al desierto de ese pozo profundo de mis ojos
afluentes y fulgores a rincones oscuros
por venas y arterias
a puntos dorados, cristalitos disueltos
extraviados de una órbita azul


Venus
el más pequeño tenue planeta
de regreso a casa.


20.

Esa ola de río que llega al mar
orden
           a mi orden
dejando caer vano pensamiento
vano
disuelve
corre
por hendiduras del fondo
y orillas
todo lava
               la naciente

los ojos cerrados
y el oído reina en su orden de pureza

al mundo divino obedece
a su grieta sonora,
                                 de fuente en la ladera,
al misterio
infinito
que horada y brilla

oro de una música mineral que pule
sones secretos de las piedras

agua centinela de las lágrimas y los huesos
orden de mi orden
pulso a latido
gota a gota

en lo insondable (su viaje)
pleno orden del vacío.


Poemas inéditos. Otoño de 2017

María Montserrat Bertrán
Ituzaingó, Buenos Aires, Argentina

2 comentarios:

  1. Bellos poemas. Hermoso blog. hacía mucho que no pasaba por aquí y ha sido un placer. Gracias por cada detalle.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Anamá. Me reconforta saber que las voces y mi tarea llegan a los lectores.
      Sabes que aquí tienes un espacio por si algún día quisieras enviarme tus escritos, si?
      Cariños, que estés muy bien
      Analía

      Eliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner