lunes, 19 de febrero de 2018

Dora Giannoni


Pacha madre
Dadora de vida
De bienes creadora
Pacha Hija
Del único Dios y dueño
que la dio para todos
y nos hizo hermanos
cocreadores y herederos
aunque algunos crean
que es de ellos
y la destruyan
Pacha hermana
del cosmos entero
que venga a nosotros
y a todos
el Reino

Pacha Mama
Creadora de vida y de bienes
Pacha hija
del único Padre
obra de sus manos
dada para todos
sin privilegio alguno
y que corresponde
a quien la trabaja
para obtener los frutos.
Pacha de todos y para todos
como el sol o el aire
el fuego y el agua.


Colibrí

Esta mañana
mañana de Navidad
un picaflor
llegó a mi ventana
En suave danza
vino hasta mí
Será acaso un mensaje?
Un signo tal vez?
No lo puedo saber…
Pero me alegra
su presencia aquí
tan cerca de mí
Me muestra armonía
equilibrio, ternura
tan bella criatura
me habla de paz
belleza, alegría
y libertad
en esta mañana
de Navidad
para decirme
que él como yo
somos criaturas
de la eternidad.


Emanuel

Puede lo frágil
Lo pequeño puede
La aparente nada (el no poder)
puede ser mucho o todo
Desde el llantito bebé
a la última gota de sangre
en el suplicio derramada.
En el cansancio, el dolor,
las tristezas o la fiesta,
en la alegría o la traición
en soledad o compañía
en camino o en casa
del gozo a la agonía
en el día a día,
rostro encarnado
de un Dios
que de tan grande
tuvo el poder
de hacerse
pobre, torturado,
muy débil y humillado,
Sos para mí y para todos,
hermano de lo humano
la misma piel
la misma sangre
que nos enseñas
con palabra y vida
que Amar
es el único deber
Mi Dios cercano:
Emanuel


Poemas inéditos

Dora Giannoni
Buenos Aires, Argentina

2 comentarios:

  1. Hola Dora: "Puede lo frágil/lo pequeño puede" es una expresión hermosa de tu alma, que te muestra en el vuelo de colibrí del otro poema, ligera de equipaje, libre. Cariños Irene Marks

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus conceptos, Irene.
      Cariños
      Analía

      Eliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner