miércoles, 29 de noviembre de 2017

Rolando Revagliatti


a preguntarse llaman

2

¿adscribe usted, enrico, a la melancolía (por
    [su pátina de bolero)?
¿adscribe usted, ercole, a las cuevas de
    [ladrones (por aquello de la fascinación del
    [delito)?
¿adscribe usted, enrichetta, a la poesía ecoica
    [(por alguna estimulación conyugal)?
¿adscribe usted, eudocio, a la deliberada
    [inefabilidad de los parafrásticos versos
    [inmortales: “beatitud divino tesoro/como
    [una hijita/te quedaste probablemente para
    [siempre entre nosotros/después del
    [copular” (por aquello de la hijita)?

¿y usted adscribe, Eduvigis, también?

 5

cixilona es adicta a contraer dudas
carolina es adicta a contraer machos
cecily es adicta a dejar sus huellas en las llaves
coral es adicta a tonificarse en el sufrimiento
colette es adicta a los antifaces, caretas de
    [colmeneros, de esgrima o antigás, carátulas,
    [mascarillas de cirujano, máscaras de la virtud,
    [de pesca submarina, de madera (de la melanesia),
    [de teatro griego
constance es adicta a la masturbación mediatizada
corinne es adicta a ser “el caso corinne”
clide es adicta al pito marinero y al nudo catalán
claire es adicta al muy trovado strip-tease de
    [la cebolla (catáfila por catáfila)

¿y usted, charity?

6

¿es su fuerte, decudemio, francisco de quevedo,
    [la polisemia, la epanástrofe (concatenación
    [o conduplicación), inventar a tientas, sus
    [músculos?
¿es su fuerte, diosa, la paragoge?

anímese antes de adquirir prestigio:
¿es su fuerte, douglas, tal cosa, su debilidad?

7

¿pertenece usted, idelberto, a la especie de
    [los muy sujetos?
¿usted, sayana, pertenece a las henchidas de
    [umbilicalismo?
¿es usted, quilímaco, de los que indultan
    [genocidas?
¿pertenece usted, herbert, a la especie de los
    [que sospechan que en el fondo lacustre del
    [cínico hay algo, hay algo, hay algo?
¿usted, pascual, pertenece a los que se
    [desorientan en los sanitarios?
¿es usted, goldsvinda, de las que cuando callan,
    [acallan (se sabe) y logran no decirse (¡qué
    [suerte!) y luego vomitan?

¿y usted, zulma, pertenece?

8

¿si en una de esas llegara a toparse con el que
    [hay en usted, oderico, lo reconocería?
¿teme, dominique, aloquecerse, alobunarse,
    [androlatrizarse?
¿se encolumnaría, omar, detrás de su secretaria?
¿“desear mucho no sé”, tamara?
¿razones policiales, alexei?
¿añorar, viviana, en una lengua muerta?
¿alguien se identifica, rené, con su
    [inafectividad hacia las escalas de valores?
¿incitando a su orgasmo, sirena?
¿se ahoga o no se ahoga, orlando, en la pileta,
    [después del empujón del maestro?
¿matado qué perro, otto, se acabó qué rabia?
¿se echa usted, ofelia, en ocasiones, de menos?
¿usted supone, vladimiro, que ése en el que
    [está pensando no es puramente, exactamente
    [un traidor?
¿hacer la vida en un puño, vidal?
¿parir error u omisión, maría rosa?
¿anotarse, josé luis, en un plan de odio previo?

¿y hacerse las preguntas, onofre, lo preguntan?

9

estaba escrito
nacidos para
el destino no quiso que yo fuera

al que le caiga le caiga
al que le quepa le quepa
el sayo

el sayo te va o elige tú el sayo que te va/ya

recobrar la sayuela
           el sayete
           el sayo
                    perdidos

“si mal no me equivoco”

*

Nota de Edición: Poemas 1, 3, 4 de la serie: a preguntarse llaman, publicados en esta revista literaria, mayo 2017


Rolando Revagliatti
Buenos Aires, Argentina

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner