miércoles, 29 de noviembre de 2017

Juan Pablo González


A través de números

Abrir una ventana, conversar,
cerrarla momentáneamente y escapar por otra,
elegir una sonrisa del cajón,
cambiar la voz, ponerla azul,
a veces elegirla negra pero la sonrisa idéntica,
mover las manos para hablar,
posar un dedo,
ver otra imagen mientras se nos habla,
en vez de imaginar, al que nos habla,
el parloteo de sus manos, de los dedos,
rascándose, sin saber por qué,
ni por qué no puedo ver,
por qué,
ella quizás se rasca.


490 (70 x 7)

No temo el poema
que vislumbre un devenir
escribo, y aparece.

Después, cuando el poema
calla cuando el poeta
calla y habla un silencio
aguardo, la siguiente profecía.


Apoyasombras

Detrás de mí, hay cierto niño con juguetes hechos humo,
detrás del humo está el amor, tirando naipes, repartiendo cartas,
detrás del niño está mi sombra,
que lo sostiene con la Tierra entera como apoyasombras.
Detrás de mí, el cierto niño me empuja la espalda.


Juan Pablo González
Río Cuarto, Córdoba, Argentina

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner