martes, 26 de septiembre de 2017

Lydia Pistagnesi

Allí

Allí: Justo en el límite donde las luces y las sombras crean la finitud de sus rituales
hay pisadas invisibles cual señales marcando el ritmo de errantes penitentes.
Un difuso color se hace presente, marismas de dolor se vuelven llagas y en pergaminos de hechizadas alas sobrevuelan estremecidos desvaríos
Sollozan duelo sobre sangra derramada… ¡Espantosa en la quietud del infinito!


Latidos

Mis latidos,
apenas se perciben
entre díscolos desafíos.
El trémulo paisaje
ha perdido la memoria.
Mis lágrimas,
se deslizan silenciosas
por mis heridas
lúcidas de orfandad
y de indiferencia.
Creí en ti,
en tus palabras,
en tu sonrisa,
en tus caricias.
Hoy comprendo
que sólo fui,
una desesperada jugada
en manos de un tahúr
que buscó desatar nudos
para despegar de su pasado.
Alguien,
abrió las puertas de mi corazón.
Duelen mis latidos
Y como asustada mariposa,
trato de cerrar ese umbral
donde, el fuego del infierno
destruye sentimientos.
Muy pronto
buscarás mi presencia.
Sólo encontrarás
un jardín abandonado
y el temblor
de una paloma azul…………

¡Que levantó vuelo hacia el olvido!


Naufragio

En el hueco onírico de mis largas noches,
oscila el columpio brutal de tu sombra.
Soy cual peregrina de oscuras mareas
buscando refugio en cielos sin soles.

En ese espejismo cabalgan mis noches
y desesperada en mi sed de ausencias,
deseo una pócima que borre tus pasos
y que ella me lleve a olvidar tu esencia.

Pero el mar insiste y trae en sus aguas
un barco fantasma que muestra en su proa,
tu imagen querida, tranquila, añorada
tomando distancia en pos de las olas.

¿Dónde está el olvido?, en mi cruel naufragio,
gritando tu nombre me encontró la noche.
Y en ese silencio bañado de lágrimas
sentí, que sólo era, ¡un triste despojo!................

¡Buscando incansable, temblando de frío,
el verde profundo de tus tiernos ojos!


Del libro de la autora: Mascarón de Proa

Lydia Pistagnesi
Banfield, Buenos Aires, Argentina

2 comentarios:

  1. Gracias ti amiga por tu incansable labor en el campo de las letras
    Besosssssssssssssssss
    Lydia Raquel Pistagnesi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, mi querida Lydia, un gusto compartir tus escritos con los lectores de la revista con voz propia.
      Mis cariños y mis mejores deseos
      Analía

      Eliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner