martes, 26 de septiembre de 2017

Alejandra Zarhi

Alejandra, a tu memoria. Descansa en paz

Mi inquilino

Eres el inquilino
de mi corazón.

A veces te atrasas
con la renta.

Pero eres imposible
de desalojar.


Mi ser especial

Necesito urgente
que alguien me enseñe
el idioma de los ángeles.
El sonido de las estrellas,
el canto del ave fénix,
el aleteo de las mariposas.
Necesito que tú,
mi ser especial,
comprendas, porqué anhelo volar.


Noches de relámpagos

Camino sin mirar,
rodeada de imágenes maravillosas.

Miradas angelicales,
risas de felicidad.
Y no es un sueño
todo es verdad.

Dime, tú que estás en los cielos
¿lo enviaste a cuidarme?
Está y es mágico.
¿No estoy soñando y siempre estará?

Lo amo tanto señor de allá arriba
¿Dime por favor, hasta cuándo tendré
felicidad?

Es tan inmenso el goce que siento
soy otra y no sé parar.
Es mío entero en noches de relámpagos,
soy suya y me da dicha sin par.


Los capítulos del amor

Me contemplas, amas, sonríes.
Me hablas, acaricias, besos.
Aprietas, estrujas, lastimas.
Recorres, tocas, te quedas.
Retuerces, duele, rompes.
Me desmayo, locura, cansancio,
Me miras, piensas, lloras.
Me matas, delirio, dicha.

Piensas…
Es el instante, el momento.
No quieres irte ¡debes!
Es el final.

Te miro, callo, me visto.
Me ves, callas, me sigues.
¡Todo un siglo en unas horas!


Alejandra Zarhi
Santiago, Chile

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner