domingo, 21 de mayo de 2017

Ana Romano

Magia

Se esconden
los duendes
con sigilo en la almohada
Baila
vestida de fiesta
la muñeca
frente a la ventana
Gira
el carrusel
Zumban los oídos
La luciérnaga se inmola
en la vela encendida
y acentúa los colores
La madre arropa
al hijo dormido
El libro cae
en el borde de la cama
Desfilan
ante el sueño que
se avecina

los dibujos.


Sigilo

Sentada
en silencio
espera
Los oídos
atentos
a si la puerta se abre
Las manos
entroncadas
y sin prisa
el reloj
La llave
gira
Una sombra
en la puerta
y se miran
En el rostro
se vislumbra
el reproche.


Ana Romano
Poeta nacida en Córdoba. Reside en Capital Federal, Argentina