domingo, 25 de septiembre de 2016

M. C. Vásquez


Mamá Profesional y Mujer

Nada mejor que ser mujer, si lloramos lo hacemos fácilmente, si reímos lo hacemos con el alma, si cantamos lo hacemos sin importar si podemos o no, en nosotras está el caos; pero también la calma.
Nada mejor que ser mujer, únicas en la maternidad, únicas en el ciclo reproductivo, con dolor sabemos amar y con amor sabemos curar.
Nada mejor que ser mujer, nuestros hombros cargan el deber, también disfrutamos el placer, no hay nada que no podamos hacer.
Nada mejor que ser mujer, somos madres: instructoras, consentidoras de pequeñas manitas traviesas y sonrisas coquetas, que nos quiebra el alma su grito anodino de llanto de niño, lloramos a su lado del cuento de hadas de brujas malvadas y duendes vestidos de lino.
Nada mejor que ser mujer, somos profesionales en lo que hacemos ya sean tortillas o CEO de gigantes empresas, haciendo papillas o Champagne con sus fresas.
Nada mejor que ser mujer, somos las que damos la vida, formamos el ser y llevamos el pan del saber, siendo siempre las creativas.
Nada mejor que ser mujer, en nosotras está inspirada la poesía, el ritmo de la melodía, los versos escritos de grandes momentos desde que el escriba aprendió su oficio… sin tiempos.

11.04.2016
Escrito exclusivo para la revista literaria con voz propia

M. C. Vásquez
Amatitlán, Guatemala

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner