sábado, 25 de junio de 2016

Matías Gómez


Árbol

Hueso de la palabra,
en el silencio, raíz.
bajo su sombra,
las piernas cruzadas,
y la nariz vertical.

El tronco es un perchero de hojas,
un juguete para los elefantes,
el florero de mis emociones,
algo, no sé qué, cicatriza
entre la enramada nube verde.

Apoyado contra esta esquina del viento,
departamento de aves,
ladrillo en la selva,
envío una carta al payaso que fui.


Amanecer

Como un beso que viaja de boca en boca,
la brisa pontifica a las espigas matinales,
entre nervaduras de una tierra constelada.


Ars poética (a la poeta “Beba” Di Genaro)

Palabra umbilical
respiradamente nuestra,
sacraliza
mi voz nauta,
lleva en andas la nostalgia.

No está solo el poeta
cuando evoca a otro poeta.

Son rugido y sangre
en la garganta del olvido,
hojas frágiles lavándose
en un río infinito.

Palabra umbilical,
granadera,
respiradamente nuestra,
temblor de volcán en la piel,
trae su canto
que funde el plomo de los días,
trae sus nocturnas semillas,
su aliento que encarna la intemperie,
y nuevos aleteos convoca.


Matías Gómez
San Luis, Argentina

2 comentarios:

  1. Disponible para la compra en Tienda KINDLE de AMAZON
    LAS MUJERES QUE NO ERAN QUIENES DECIAN SER
    autor Alejandro Marin
    www.cortemoslacarajo.blogspot.com
    Novela negra rioplatense.
    Dos amigos, un economista de profesión y cocinero por afición y un comisario ex jefe de Delitos Complejos de la Policía Federal, tratan de desentrañar el misterio del caso que les ha caído entre manos.
    La historia viaja entre Montevideo y Buenos Aires, a veces separada por el río y otras por un desigual contexto, en donde la margen occidental vive estragada por la mentira, la corrupción y la burda vindicación de la violencia. Y un decidido esfuerzo colectivo por negar la realidad de lo ocurrido, en un pasado cargado de arrebato y animosidad contra quien pensaba distinto.
    El relato pinta de cuerpo entero a los personajes centrales que deambulan por los distintos ambientes, que los investigadores tienen que recorrer en la afanosa búsqueda de la verdad.
    Escrito en un estilo ameno, donde no están ausentes ni el humor ni la ironía inteligente, el relato le reserva un pequeño lugar a los avatares de la economía argentina y a la descripción de sabrosas comidas, en casos con sus detalladas historias y recetas. Con la convicción que el buen comer y beber, además de un sano ejercicio para una mejor calidad de vida, también representa una plataforma desde donde aguzar el ingenio y reflexionar sobre los acontecimientos que ayudan a encontrar los secretos que uno persigue.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por compartir, Alejandro. Parece interesante tu novela, mis mejores deseos
      Saludos cordiales
      Analìa

      Eliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner