miércoles, 11 de noviembre de 2015

Marianella Sáenz Mora

Travesía hacia la sed

Ahora lleno de ofrendas el aire
y mi voz inscrita en la nada
teme desaparecer si la silencias.

Ráfagas de la oscuridad, mirada ciega,
canela y especias en nuestra piel,
remolinos que recorren como antojos
los campos del tacto y sus mariposas
casi eternas.

Tu presencia flagela mis últimas telas,
desatando Pandoras,
inventando travesías.

¿Quién puede describir el encuentro
entre dos amantes que todavía no saben lo que son,
cuando el tacto traduce las tinieblas
y resquebraja simientes en la evasiva concéntrica del polen?

Del libro Migración a la esperanza

*  *  *

Ciudad rebelde

Me até al destino corrugado de los techos,
temblando apenas,
como el cinc cubierto de aguacero
y escribí fragmentos de este amor
de vino tinto y besos,
de esta rabia a quemarropa,
del impedimento absurdo
ante el robo de mis sueños.

Esculpí la oscuridad,
me negué a olvidar,
a aceptar estas veintenas
que van abrazándonos lentamente el cuerpo,
y disfruté de la osadía egoísta de situarme de primero,
y sufrí la adoración de tus manos, de los relojes ciegos,
de tus labios.

Recorrí a contravía la autopista,
acompañante suicida de tu miedo,
deslicé mi mano en el agónico fragmento de la luna,
sitié las ciudades de la culpa,
recurrí a la ignominia de mis acuerdos previos,
a la amnesia insalubre y lujuriosa,
a la inocencia codiciosa del encuentro.

Y me desperté cantando,
mientras al otro lado del frío,
en la ironía absurda de lo cotidiano,
murales colmados de grafitis perversos,
protagonistas inconformes de su anonimato,
me miraban heridos por sus colores intensos,
como almas que no alcanzan,
el descanso aletargado de lo bello.

No en vano de tanto amar nos duele el cuerpo,
prófugos de la posibilidad,
consumidos y sedientos de común acuerdo.

                            Del poemario Escritorio de injusticias


Marianela Sáenz Mora
San José, Costa Rica

7 comentarios:

  1. Bellísimos poemas, un placer pasar por tu página en esta revista, felicitaciones, mi amiga y coterránea, y también a Analía que ha vuelto con esta bellísima revista. abrazos

    ResponderEliminar
  2. Bellísimos poemas, >Marianela, te felicito por estar en este bello número que canta el regreso de este gran esfuerzo de Analía. Me complace ser tu amigo y de haber dejado un granito en tu formación como poeta, abrazos

    ResponderEliminar
  3. Bellísimos poemas, te felicito por esta inclusión en esta bella revista de Analía que ha vuelto a suceder, bienvenidas ambas, Nelita con sus poemas, un placer haber sido parte, al menos en un grano de arena, en tu formación, y Analía de nuevo con su revista,m abrazos

    ResponderEliminar
  4. Bellísimos poemas, Nelita, te felicito por ser parte de este nuevo número de Con Voz Propia, y felicito a Analía por proseguir este bello proyecto, que a tantos nos ha dado complacencias y buena literatura. Feliz, Nelita, de haber coadyuvado con un granito de arena en tu formación como poeta, abrazos

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias por tan generosos conceptos, Ronald. Me reconforta saber que has encontrado a una amiga poeta.
    Saludos cordiales, que tengas días agradables
    Analía

    ResponderEliminar
  6. Gracias Ronald por todo ese apoyo y amistad, por ese granito de arena que mencionas que se ha vuelto gigante!
    A Analia también mi agradecimiento por incluirme en la revista y ayudarme a dar a conocer mis poemas.
    Hermosa solidaridad! Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Marianela. Ha sido un gusto publicar tus poemas.
      Saludos cordiales
      Analía

      Eliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner