domingo, 22 de junio de 2014

Andrés Bohoslavsky

Poeta


Si me preguntás qué es un poeta
sinceramente no sé la respuesta
pero quiero hacer un esfuerzo
decirte algo, aunque sea incompleto
y aparece un lugar, una pradera
en la pradera una casa y un molino
en la casa un viejo con ropa destrozada
libros tirados, perros que ladran
canillas que gotean, ventanas rotas tapadas con cartón
unas hojas sobre el piso
el sillón que más me gusta
ahí estoy sentado, mirándote
preguntándome que hice con mi vida.


14 de Julio de 1904, noche
                                                      
                                          a Chejov

Imagino
que antes de toser, por última vez
la dama del perrito
te pasó la mano por la frente
y tus ojos que paseaban por el lago
se ahogaron entre sus dedos.


Un artista en el banco

Si existiera Dios
-pensaba Julio, mientras sumaba cheques-
podría haber sido artista

un Renoir / un Ibsen
un Chaplin /un Morrison
un Mozart / un Fellini
un Tolstoi / un Modigliani

simetría imperfecta
confundir el monte del Sinaí
con la caja de atención al público.


Crisálida


Ella compra un ticket sin destino
sube al tren del andén once
en el asiento 41 suelta la crisálida
que encerré en el cenicero hace años
cierra los ojos
y cuando los vuelve a abrir
la vieja del poema de Lawrence Ferlinghetti
sigue diciendo:

mia mascotta, mia mascotta

mientras por la ventana aparece una cabaña
al borde del mar
envuelta en miles de mariposas amarillas.


Naturaleza muerta


Los que están en la foto.

Sobre el ocre dice Kiev, 1903
yo no estaba allí
estoy acá

un tiempo más de exposición
hasta que cierre el diafragma
y me coloque sonriendo
como siempre, junto a Vania.


Olas

Las olas rompen cuando alcanzan cinco veces la distancia
que hay hasta la cresta.

Al igual que los hombres
la rompiente se encuentra lejos,
pero no tanto como para que otros no la vean

el mar parece calmo
pero un tsunami pasa por debajo
las casas están prolijas aunque tu alma se incendie
una guirnalda destella en la proa
una ballena cruza por delante, emigrando
en busca de krill
que ha mudado por la temperatura del mar.


Nadie encuentra lo que busca, parece.


                                       Del libro Explotaciones y otras bellezas


Andrés Bohoslavsky. Desde algún lugar del mar


--
Sereno ante la puerta que pronto traspasará, porque ya sabe cómo vencer al destino, atrincherándose en lo indestructible: el momento presente. Viviendo el ahora en todo su abismo.
José Luis Sampedro
--
           

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner