lunes, 19 de mayo de 2014

Betty Badaui

Transmutaciones

La madera era el símbolo
    inequívoco
de la naturaleza.
Uníamos nuestras sienes
para contemplar su consistencia
e inventábamos códigos
que intentaban
descifrar enigmas
creados por nuestra fantasía.
       Por nuestra fantasía
       paseaban los juegos
y tratábamos de encontrar algún elfo
en la mismidad del aire.
     En el aire
      - hoy -
hallo el alimento
      inequívoco
de la naturaleza
               -Y tu amor aún ronda
               en mis espacios-


Perfume de por medio

Un frasco de perfume
                   vacío…
No recuerdo su aroma,
sí tu mirada de amor
adosada al regalo,
y mis latidos desatados
zigzagueando en el ambiente.


Viejo Paraná 

Indiferente emanas
el vigor que rebela tu pasado
y cubre tus mañanas
la estela que ha dejado
un viajero de tantos,
              trasnochado.


Hembra feraz  

Buscar en tu silencio
            tu raíz,
            tu dolor.
Buscar en tu arrebol
            tu sangre,
            tu vida.
Desde la memoria extendida
sobre tus senos,
sobre tu garganta de las mil voces,
mil voces en tu silencio.
        Útero sin edades
que pare pertinazmente
en tu desolación en ascenso…
       Útero
       Terrenal
       Escarnecido,
       Roturador de
       Obstáculos…
El pubis vegetal
vence al río,
recibe su alimento sin óbolos
y nuevamente pare
                no se detiene
                no se detiene
Madre de aves y espinillos
hija y nieta de un río veleidoso.
Hoy me llega el eco de tu silencio
      -tierra isleña-


Último poema pertenece al libro Entre las cinco y las seis tiene que parir el sol. Ediciones Eneybe


Betty Badaui. Rosario, Santa Fe, Argentina 


--
Acepta. No es resignación, pero nada te hace perder más energía que el resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar.
Dalai Lama
--

2 comentarios:

  1. Gracias, Analia, por la publicación de mis poemas; es grato estar en este sitio que tiene un nombre conocido por su buen hacer.
    Va el abrazo rosarino
    Betty

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a vos, mi querida Betty, por tus generosos y elogiosos conceptos acerca de esta tarea de difusión. También vos sos una amorosa trabajadora de las letras.
      Es un gusto publicar tus poemas, las puertas siempre están abiertas por aquí.
      Un abrazo apretado, que transites días plenos
      Analía

      Eliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner