viernes, 4 de abril de 2014

Perla Chirino

Destino

Elegí mi destino
emprendiendo un camino
que me llevara lejos,
¡Muy lejos de allí!
¡Quise olvidarlo todo!
Los gestos, las miradas,
las voces, los susurros,
los vientos de las siestas…
el agua cantarina
de la arenosa acequia
y el color de los cerros
en los tibios crepúsculos.
Un aroma a mañanas,
a tardes silenciosas,
y a inciensos vespertinos,
¡se enredó en mis entrañas
y enterró los olvidos
de mis viejas quimeras!
¡Hasta el eterno Tiempo
olvidó mis olvidos!
Que en el Presente viven
desfilando certezas,
para hacer las vendimias
que puedan saciar mi sed!


Sueños…

Otra vez he soñado
con tu plaza,
tus olivos, el jazmín
y las acacias.
Otra vez he oído
las voces de la arena
como ayer…
Pero…
Ya no es como antes
tu plaza con su arena.
Ya no es como antes
mi andar y tu ternura…
Perduran solamente,
los olivos, las acacias
y el jazmín
con su perfume…
Perdura, todavía,
atravesando sueños,
pesares y alegrías,
mi amor encerrado
en un rincón del alma,
bebiéndose los días
con sus soles.
Las noches con sus lunas
encendidas de verano,
los vientos de arenisca
en los agostos
y la escarcha de la acequia
en los inviernos.
Y he pensado que,
solo los sueños
pueden colmar
de quimeras los olvidos…


Alma

No sabe respirar
en otro tiempo.
Guarda sólo un compás
de sol y arena.
Lleva su ritmo de caudales
y se mece en azulados tallos.
Sólo sabe respirar
los tibios vientos
de aromas insensatos
que parecen espinas
en la carne.
Sólo puede traerlos
con soles empolvados
y lunas calentadas
al rescoldo del tiempo,
donde nacen hidalgos
los amores de siempre.


Perla Chirino. La Rioja, Argentina


---
Sabiduría es saber aprovechar todas las pequeñas alegrías que nos salen al paso cada día, y no esperar para ello la oportunidad de una gran felicidad.
Bernabé Tierno
---

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner