viernes, 4 de abril de 2014

Ana Lía Gattás

El grito del silencio

Cuando el silencio se hace cuerda bajo el grito
cuando un grito en el silencio se estremece
cada recuerdo enamorado guarda sus gardenias
bajo el creciente perfume de la noche
y se sostiene
Es el grito del silencio el que viste
de una profunda piel esta fragancia
y las aceras vacías
y la cadencia del canto
y el pentagrama herido
que intenta remontar su abecedario
redobla en perspectiva fetal para llamarnos
Porque el grito es silencio y no es el grito
y la flor viste de azules su garganta
cuando grita el silencio en primavera
y la esperanza habla…


Paloma

(a Paloma Alonso, desaparecida-
Dictadura Militar Argentina 1976
Hija de Don Carlos Alonso
Artista Plástico mendocino
y el máximo entre los
contemporáneos vivos)

Dónde estás Paloma que no vienes
cuando cada tarde,
el sol suspira ásperas rodillas
y ahoga en su garganta mi poema?
Dónde está tu nido
tu ruedo
tu nube
que mirando la mira no te veo?
Dónde estás Paloma audaz,
muchacha
espuma
tonada azul en vuelo
rosa en la risa
verde en la copa…
Qué limbo presuroso amordazó tu canto?
Truncaron tu alma vanguardera
el silencio infernal de los cobardes
que aventaron eclipses de palomas…
¿Sospecharán que eres sangre de la sangre,
del pincel que acuarela
en color, tinta, lápiz o grafito
el hambre mordiendo la palabra,
la injusticia apostando a la miseria,
el pan sin dientes deshojando pertenencias
en patético quiebre desgarrado?…
Paloma, sereno de altas lunas
Vigía de duelos oprimidos…
Cuelga definitivamente tu lágrima
y vuela…
vuela!
Que no te alcancen
Que no te alcancen…


*  *  *


Ella abre su garganta, sus alas, su alma,
vuela un horizonte rojo de silencios 
y suspira incólume en el sepia del naranjo…
Él olvidó cómo nombrarla…


*  *  *


Dónde esconde su límite la lágrima
cuando Milagros bebe de una boca,
el beso del milagro?


Ana Lía Gattás. Mendoza, Argentina


---
Qué orgullo descubrir que nada te pertenece: qué revelación.
Emil Cioran
---

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner