sábado, 15 de junio de 2013

Juan Antonio Borges

-Malvinas Argentinas, Buenos Aires, Argentina-


Por eso escribo

sobre un caballo dorado
debería sostener mi lengua
y escribir con alegría
gritar a lo lejos como esos locos contentos
festejar la dicha inmensa,
sin embargo mi canto es oscuro
de cada verso una gota de sangre
viva, en movimiento
porque no tengo soles
apenas tormento
tampoco amaneceres
solamente noches temerosas
y esas caricias que alguna vez me fingieron
ni siquiera el perfume me ha quedado,
soy un prisionero
porque tengo miedo, frío y ando maldiciendo
es que escribo,
porque dentro mío tengo un río repleto de sangre
y lágrimas
de heridas incurables…


Oscuridad, noche

noche, noche
todo era oscuro
como la garganta del lobo más despiadado,
silencio de dolor entre muchas voces
y cántaros repletos de sangre
de repente un viento tibio / temperamental te trajo
te clavó dulcemente en mis ojos,
y no descansé hasta acurrucarme en tus manos
me dibujé alas para que volaras conmigo,
y caminé a tu lado junto al río
hasta conmoverme
 


Tu espalda

tu espalda roja
te arranco la piel
me enveneno te convenzo
me arrastro con lo negro de tu blancura
y me enveneno / enmudezco
grito ahogándome en el profano placer de lamerte
cada milímetro de tu camino
me arrastra como un perro
descabezándome
enroscándome en relámpagos
hasta dejarme tendido
en nuestro campo de batalla
ese que los mortales llaman cama.....


***********************************************
El futuro siempre se las arregla para ser diferente de lo que proyectamos. Hay que inventarlo todo, y eso es lo mejor que puede pasarnos.
César Pelli

***********************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner