lunes, 13 de mayo de 2013

Daniel Gorosito


-Nació en Montevideo, Uruguay. Reside en Irapuato, México-

Vientos

Voy a un lugar donde el tiempo no existe.

Amaneceres y soles
duermen más allá del espacio.

El alfabeto del agua,
es modulado por las voces de las sirenas
en un espacio exento al tiempo.

En un mar de palabras
interpretando los misterios
del hombre común.

Donde resuena mi voz estridente,
que se apaga con el viento del Sur.


Crepúsculo

El rito silencioso
es roto por un tenue quejido,
avanza el pueblo de las sombras
fugitivas del insomnio
entre las hebras de plata
del hechizo de la luna.

Galopan sobre las
herraduras del tiempo
en los rincones gélidos
de la noche más oscura,
y
no pueden ver
la inmensidad de lo visible.

Hay cambios lentos en el horizonte,
la ruptura se hace presente
no caben oscuridad y luz.

Llega la agonía
con el crepúsculo
crisálida en metamorfosis.


Claridad

                            Somos nebulosos, es nuestro mal.
                                                          Marc Chagall

¿Cuáles son los límites de la noche?
¿Hay nostalgia en la sombra?
Mi mente ya enajenada
busca la claridad.

Mi energía está mal orientada.
¿Cómo escribir poesía?
Cuando hay tantas cosas útiles por hacer…

Descargo mis frustraciones
en unos cuantos versos
en los cuales se incluyen
trocitos de esperanza.


Caída libre

Las chicharras cantan
desentonadamente,
bajo un sol que raja la tierra
convirtiendo en cenizas el paraíso.

La leve brisa
sacude un globo loco
que lucha por elevarse
sin alas.

Los colores se entremezclan
en paisajes de mares celestiales.

Un papalote solitario
dibuja acrobacias,
umbral de una caída estrepitosa
como un Martín pescador
tras su presa
en caída libre.


***********************************************
Las ideas no duran mucho. Hay que hacer algo con ellas.
Santiago Ramón y Cajal

***********************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner