sábado, 23 de marzo de 2013

Jorge Alegret


-Bariloche, Río Negro, Argentina-

2

Por la noche, en los ñires, reposan cosas
que se resisten a ser nombradas.
Sé que arañan, y podrían besar,
y a veces se desprenden y flotan como grumos
de brea en la noche del bosque.
Se posan en los vidrios y entonan
apenas susurradas,
frases del arte de la fuga.
Algún día, presumo, entrarán al dormitorio
y aprenderé a nombrarlas,
desnombrándome.


7

La ventana hace la película para el ojo
dañado de gente rodando
en intemperie y secos fondos marinos,
una farsa de marionetas
entre supermercados y estaciones de servicio;
¿qué es un puente, padre?
Yo tenía pesadillas con la palabra orilla,
con mis injertos de botes de pesca
y camión de desparafinado, pesadillas
de ventana por donde mirar el futuro
en miniaturas de tornado con centros de cartón
que pasan oliendo a mariscos.


10

Abuela vivía en un tiempo que era
una sartén llena de aceite de oliva al fuego.

Padre llevaba el desempleo en el rostro
como una gracia divina.

Yo era un perro que meaba
las casitas de la Difunta Correa con devoción.

No recuerdo un afuera del invierno,
nada fuera de los blancos y negros intensos

que se metían en los libros
y en los ojos que las mujeres llevaban
en la nuca.

Abuela me decía que todos moriríamos
antes del verano.

Había golpes de estado,
y los árboles no nos daban sombra.


13

Es una escritura de sumidero, me voy
en bajamar
y me hago algas
con las letras grabadas en los huesos.
Retorno en blanco,
listo para ser escrito de nuevo
en tu tedio,
mientras sube la marea.


15

Mi nombre es de piedra
preñada de agua
que se hace añicos de madrugada
cuando cae la helada.
  
***********************************************
No era conveniente llevar a los hombres a posiciones desesperadas, porque en aquellos momentos todos podían sacar repentinamente dientes y garras.
Stephen Crane

***********************************************

2 comentarios:

  1. No conocía la poesía de Jorge Alegret, me alegro de haberla leído. Me conmovió profundamente, está cargada de sensibilidad, desgarro, de una mirada fina y delicada de la realidad. Muy buen poeta.
    Alfia Arredondo
    - San Juan -

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu lectura y tus conceptos, Alfia.
      Un saludito cordial
      Analía

      Eliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner