miércoles, 23 de enero de 2013

Leonardo Galea Apolo


-Barcelona, España-

Descubrimiento

Hace pocos días descubrimos que no temías,
ni a la muerte,
ni al sufrimiento,
porque acreditamos con la certeza de un inválido
que habías amado profundamente,
como un sacrosanto jorobado.

Las mañanas se
                          des
                                pe
                                     ña
                                          ron,
sin prisas,
tras la larga noche que se presentó
sin grandes treguas ni adjudicados besos:
no hay debate posible frente a mordisqueados espejos.

Llegué tarde a la cita…
y no me estabas esperando.
Lo siento con el corazón…
si se puede sentir con algo.

Prometeo cumplió su promesa acerca del fuego
dibujando sombreadas estrellas sobre sostenidos aguaceros:
únicamente las lágrimas acudirán veloces a sus “hojos”
cuando se descubran lo suficientemente secos.

Voló la blanca mariposa de nuevo…
Flor de Luna de esmerados vestidos:
sé que nunca daré caza a la alegría…
profundamente nos agita su silente aleteo.


Sostengo

Sostengo que te sostengo
cuando sostenerte es un continuo desafío,
mientras comparto mis rimas
con las proclamas que nunca he compartido,
proclamas que no hallarán la paz
en pulcros caminos clandestinos.

La continencia en las fechas imposibles
que arrebatadoras te asigno,
son vendavales primarios que azotan descaradamente
la luz siempreviva de tus postigos:
-sin el menor agravio comparativo-
“las inoportunas uñas de la noche fluyen como precipitados ríos”.


Cuantificaciones

…si m’ho permets,
per tù…

Para poder cuantificarte como te mereces
Inicio el comportamiento patológico que me caracteriza,
Y tú no puedes detenerme, y ni siquiera lo intentas:
Oculto mi corazón tras negros nubarrones espera para avasallarte.

La escala de la maldad no es muy importante para la imaginación,
El Santo Grial sobre la mesa no puede con el pesado peso de los recuerdos.
Mientras, transito con una carga emocional sin precedentes fingidos
Por la sagrada geografía de tu agredido abdomen.

Olvidemos el trasnochado espectro del pasado
Y miremos de frente al oscuro futuro.
Eres un conjunto amable de diversas sabidurías
Donde sólo los más preparados estarán capacitados para sobrevivirte.

En delirantes remolinos sincronizados me había buscado
-sin fortuna por cierto-
Entre las trayectorias rasantes de tus olorosos cabellos.
Tú, intentas estar por encima de las diferentes guerras,
Yo, te digo que la vida eterna no me interesa para nada,
Que tengo bastante con esta vida esclava del drama siempreviva del ocaso.

Estoy impaciente por subir a la atalaya de tus desvelos,
Y morir, si es preciso morir, en el intento.
El paisaje extremo descrito en avatares sin nombre
No hará decaer mi interés por el impacto certero:
Antes de sucumbir, procuraré fotografiarte en pleno vuelo,
Mientras alcanzo la altura de las algodonadas nubes…
Y con fruición, te beso.


***********************************************
La aventura podrá ser loca, pero el aventurero, para llevarla a cabo, ha de ser cuerdo.
Gilbert Chesterton


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner