martes, 27 de noviembre de 2012

Rodolfo Leiro


-Buenos Aires, Argentina-

Noche

Con Esther González Sánchez

El murmurio y su noche sugería,
a mis plenas pupilas andariegas,
un sembrado de trigo entre fanegas
que mi propio silencio repetía,

y era de oro calzada estantería,
bastión de un dorado haciendo entregas,
igual que en el oscuro, un grito a ciegas
de tránsito en vivaz mensajería.

La lengua de las horas recorría
los binomios del sol y de la espiga,
requeridos en gárgolas entregas;

Fue un dopaje de luz en romería
que entre estambres de gozo y maestría,
subastaba la umbría en mis bodegas.


El sueño

No he podido dormir, tensas mis horas
me ruedan en un crónico de grietas,
un paisaje de duelos en albas prietas
que acaso fueron fátimas sonoras,

el concierto de trinos y de floras;
que agobiaron de rimas mis goletas,
me han hurtado las cándidas horquetas
donde supe entonar mis anacoras;

yo provengo de túnicas de esporas
o del peplo de míticas esloras
sin la estrella que ufana mi destino;

he quedado quebrado en vil encierro.
¡Parco paria gamado en el destierro!
¡O el beso de una novia en mi camino!

Nota del autor: Construido a las 4:44 del sábado 3 de noviembre de 2012, para mi libro Renglones desprolijos


Futuro

Busco la paz que no tengo,
atenuar la angustia plena,
estar preso sin condena
sin saber si voy o vengo;

desde el miserable atuendo,
como un clámide de pena,
trazo en la noche serena
mi glosa sin abolengo,

como pátina la extiendo
y estimo que voy cayendo
hacia un páramo de rito;

y en el futuro que espera
una muerte compañera,
veo mi rostro en el mito.

Nota del autor: Construido a las 15:07 del 7 de agosto de 2012, para mi libro Hebras de Plata


***********************************************
Es preferible proceder y fallar, que quedarte inactivo por temor al fracaso, pues siempre es mejor aprender y reaccionar que quedarse sin hacer ni servir para nada.
Felipe de Urca

***********************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner