martes, 27 de noviembre de 2012

Raúl Feroglio


-Las Parejas, Santa Fe, Argentina-

El agua de las piedras

………………… “La piedra tiene memoria”  Gisela Galimi

Jamás perdió
su encarnada ilusión:
que dentro de las piedras
fluyeran diminutos mundos
con la memoria ondulante de los peces
el rocío
que se acumula a escondidas
al andar los tréboles
y la lágrima muda del loco
y del niño.
Dentro de las piedras
concebía la esperanza
y se izaba en el viento de las tardecitas
remolcado por su propio peso
convertido en aire.
No era una certeza
era una religión.


Arte poética

Dos palabras que se encuentren en la noche
y una a la otra
se dejen mudas de estupor.
Dos o tres palabras
que en una mesa
planeen
robarle a muchos para darle a todos.
Cuatro o cinco palabras sucias
enredadas en colchones de hollín
en cortinas de sangre
manoseándose
confundiéndose
Unas cuantas palabras azules
que evoquen, al bailar
el aire que respiran los pañuelos en la zamba
el paso de la liebre escapando al ojo
fiero de las armas
Una sola palabra
que no diga nada
Y yo
mirándolas absorto.
Leyéndome.


¿Quién lee?

…………………………Para Ana Danich

¿Quién lee?
¿El ojo callado
vergonzoso, que ha visto las humedades secretas
el verdor de todos los planetas que habitabas?
¿El ojo que ha callado mientras 
las aguas turbias salpicaban el vientre de los muros
el corazón de las ciudades?
¿El ojo que fue testigo de aquel instante
donde la sangre inauguraba ceremonias?
¿Quién lee?
¿La lengua que no puede contener
la vorágine de ideas que ruedan por su mullido lomo?
¿La lengua que ha vertido 
palabra por palabra los filos
donde nos arrepentimos?
¿Quién lee?
¿El inescrutable cerebro, la memoria
el arquetipo de hombre que piensa
y equivoca el paso en la constante podredumbre?
¿El cerebro y su máquina magnífica
su multitud de hilachas madrugadas
en el soliloquio que se cree poesía?
¿Quién lee?
¿La mano que pasa las páginas
y que recuerda en su ancestral memoria
cada mínimo tornillo, cada hueco
cada cuerda que ha pulsado,
el encanto de su tibieza mojada, su inocencia?
¿Quién lee?
¿El recuerdo del abuelo leyéndole a mi infancia,
sus amores malogrados?
¿Quién lee?
¿Ese niño que temblaba
mientras el papel lo sostenía
en escenario imposible? ¿Su guardapolvos?
¿Su madre escrutando la evanescente infancia?
Sí.
Ese niño
lee
todavía.


………Poemas tomados del blog del autor:

***********************************************
Lo que está delante de nosotros y lo que está detrás es poco importante comparado con lo que reside en nuestro interior.
Oliver Wendell Holmes

***********************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner