martes, 27 de noviembre de 2012

Jorge Dipré


-Córdoba, Argentina-

Nocturno

Oír
en la espesa gelatina
del silencio
el dosaje, la espuma medida
de la luna
que, impertérrita,
muerde la noche

Vano propósito
de invertir el ciclo nocturno
en un congreso de platas
refunfuñantes
Los gatos despedazan
sombras
y el brillo
ahoga los rincones

Oír
el despliegue húmedo
de la locura
que como un idiota
golpea los escombros
de las viejas residencias

Esa lluvia
ese olvido diario
esa memoria de la luz
inaudita…


La visión

Blanco
un dibujo de pétalos
fotografía quemada
labios
despojos de la luz.


Oscuridad

Oscuridad del presagio
frente al espejo
Visitante ensordecido
e indeleble
brillando
Brillando
sin iluminar
Camino empedrado
Dos instancias:
pasado y futuro
y el poeta:
…………………aquí.


Que divague el humo

Diseño una caja para mis cigarros
de cedro fresco y aromático
con delicadas bisagras doradas
y un grabado a fuego
un pequeño símbolo
¿de qué tamaño?
del que surja
con un receptáculo
para una almohadilla húmeda
La frotaré con tabaco criollo
de Goya
Pondré en el fondo
unas rubias hojas del de Apóstoles
y algunas briznas de un isleño esplendoroso
que me traigan mis amigos viajeros
para ir guardando
esos manojos torneados
por las hábiles manos de
la vieja torcedora Baldomera
para ir guardando
las formas
que divague el humo.


Del libro Todo se quema aquí. Córdoba, mayo 2009


***********************************************
El hombre no puede obtener nada más que aquello que se ve a sí mismo recibiendo.
Florence Scovel Shinn

***********************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner