sábado, 1 de septiembre de 2012

María del Valle Nardi

-Santa Fe, Argentina-

Por el niño dormido

Por el niño dormido
que el amor nos dejó
extenderemos la tierra
más allá de la bala.

El porvenir reclama
el vuelo postergado
de una paloma blanca.

Por el niño que abunda
haremos, Territorio,
una vasija nueva
para que beba en ella
el amor por la tierra
y sepa de igualdades
y aprenda a odiar
con ira las cadenas.

Para ese niño libre, Territorio,
se extenderán los cuerpos
y la cordura por bandera;
para ese niño nuestro
de la América oscura
andaremos la tierra
y seremos labriegos
con soles a la espalda,
con puñales y flores
y la esperanza puesta
en la simiente bella.

Para ese niño ¡Ay, tierra!
perviviré, sin duda,
a pesar de las sombras
y creeré en el hombre
y en la mujer serena
que el porvenir aguarda.

Por ese niño tuyo, América latina,
mi corazón hoy canta.

………………………………………1983

*************************************************************
El hablar que no termina en acción, mejor suprimirlo.
Thomas Carlyle

*************************************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner