sábado, 1 de septiembre de 2012

Magali Fernández

-Mendoza, Argentina-

De nuevo

No es preciso recordar a la tristeza como eximia armonía,
No es preciso emular soledades como el estado de fuerza ideal,
Que si es mejor no sentir, no sufrir por nadie
No es la vida mejor vivida la que acumula el polvo del tiempo en una hamaca tranquila.

Es la tormenta que cada día amenaza, lo que prepara la vida.
El desafío incógnito de la pérdida de valor, las defensas entregadas al amor
No saber quienes somos, sino hasta estar completos.
Nacer en cada encuentro en el secreto o en el beso público prohibido.

El camino es elegido de antemano,
el universo predestina nuestras vidas.
La misión será siempre el desafío, crecer para mutar en una mariposa que sobreviva a la escarcha.
Construir un castillo avasallado de ventanas, donde el sol inunde cada cristal.
Así puedo decir que fue encontrarte y aspirar el contraste del cielo y el mar.
Así puedo decir que me invita a amarte, como una batalla cada día
Un nuevo comenzar.
Sé que de muchas ganadas otras perdidas, y sobre el firmamento siempre
Habrá un mejor galardón.

Entendernos, libra un campo de batalla y siembra
Donde el trigo protegido crece entre la hierba fresca,
Donde los pies se entierren cada mañana y se retiren cada tarde
Dejando huellas.


Instante

Disfruta de la risa y el llanto,
como cuchillos de poesía
Espera el beso y el abrazo,
Deja
llegar el día.
Aboga por cada instante,
en que duerme el corazón
y aguarda, asaltar en carcajadas.

Solo bendecir los momentos que Dios
ha bendecido, nos hace humanos
redimidos.
No corras, ni esperes, no vendas ni vayas,
porque
La pasión de todos los tiempos,
se resume en
Un instante.

Un instante bien vivido, puede girar el tiempo predestinado,
Puede detener la muerte del alma que ya
estaba desahuciada.
Puede volverse
contra una onda sísmica de la venganza,
detenerse y perdonar.

Puede recordar, donde perdió la vida
y el calor de los huesos inertes, no importa la edad.
Un instante vivido
puede ser bendito
y fatal.

El pasado no tiene poder en el presente,
ni el futuro que intimida,
solo
Heredar vida. Libera.


*************************************************************
La tragedia de la vida no es la muerte, sino que nos dejamos morir por dentro mientras aún estamos vivos.
Norman Cousins

*************************************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner