miércoles, 13 de junio de 2012

Eduardo Pérsico

-Lanús, Buenos Aires, Argentina-

Diez millones o no vendemos

La radio anunció que Jota González, futbolista conocido como el Marqués, sería vendido al exterior por seis millones de dólares, y a alguien que venía haciendo equilibrio para reparar el techo de su casilla no le gustó la noticia. Nadie, por más presidente del club que sea tiene derecho a malvender al Marqués, pensó levantando la vista al helicóptero que sobrevolaba el vecindario.
El hombre vivía en ese barrio de mujeres desarregladas y gallos afónicos, y si no quería que la tormenta le arruinara del todo los pocos muebles o lo tapara de agua con su mujer y los tres pibes, ya mismo debía reparar el techo.
Pero cómo sólo pagarían seis millones, si por el brasileño Chuequinho que no vale ni un zapato del Marqués, ese mismo club italiano pagó mucho más, se molestó. Ni hablar viejo, y te digo que quienes compran y venden jugadores no tienen ni idea de quién es Jota González; el Marqués, técnico y goleador, un genio. Aunque si la radio tanto lo repite debe ser cierto, qué joder… ¿Y si esa hermosura de mujer que tiene el Marqués no quisiera irse a Europa por amor a nuestro país, no sería lindo…?
Ahora, que lo parió al ferretero; por cada chapa treinta pesos y si las dos sesenta, ni soñando, se dijo. Así que antes de largarse la lluvia remendaría el techo ya mismo con unas cuantas latas viejas y después, vería. Así que en la misma decisión se prometió “por el Marqués nos pagan los diez millones o no vendemos”.


*************************************************************
La modestia sola, es capaz de desarmar la envidia, que por lo común hace a los hombres tan injustos.

Barón de Holbach

*************************************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner