viernes, 11 de noviembre de 2011

Robert Gurney

-St. Albans, Inglaterra-


Escupiendo sangre

……………a Raymond Carver

Escupí sangre
en la noche
y me encontré esperando
una radiografía
leyendo el poema de Carver
sobre el perro de su hija
que fue atropellado.

Y luego escribió un poema
contando cómo le escribió ese poema.

Luego leí algo de su padre,
cómo murió,
y pensé en mi padre,
muerto
y lloré.

……………Spitting Blood
…………………………for Raymond Carver

……………I spat blood
……………in the night
……………and found myself waiting
……………for an X-ray
……………reading Carver’s poem
……………about his daughter’s dog
……………that got run over
……………and how he wrote a poem for her
……………and then wrote a poem
……………and then how he enjoyed
……………writing a poem
……………about writing that poem.

……………Then I read about his dad,
……………how he died,
……………and I thought about my dad,
……………how he died,
……………and I wept.

Poema incluido en The Raymond Carver Review 3, publicación diseñada por Liz Wyglendowski, editada por Robert Miltner, producida por el Departamento de Inglés de la Universidad Estatal de Kent.

....... * * *

El escondido

En realidad
está más oculto
que Salinger.

Poco le importan
los círculos
la gente
y los poetas
en general.

Seguirá invisible e indescifrable.
No lo dudo.


La muchacha y la luna

La luna
parecía resistirse
a desaparecer
detrás del Cerro Incahuasi,
la casa del inca.

Como si una mano
invisible
detrás del pico
la empujara hacia arriba.

El lado oscuro
era casi tan claro
como el iluminado.

Sentía,
que sólo tenía que extender el brazo
para tocarla.


La belleza

(La belleza provee el refugio de la futilidad
donde contemplamos el significado de todo.
Anón.)


Me refugio
del viento del este
detrás de un muro de piedras hermosas
en la Cabeza del Dragón
y contemplo el sol
y el horizonte
que desaparecen.

Creo ver caer
al mar
a un poeta.


*************************************************************
Cuando no se puede corregir algo, lo mejor es saberlo sufrir.
Lucio Anneo Séneca

*************************************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner