lunes, 19 de septiembre de 2011

Carlos Carbone

-Buenos Aires, Argentina-

Samurai I

………………………… “La antigua espada
…………………………se ha fundido en el fuego
…………………………de una palabra”
…………………………Lia Miersch

Cuando un samurai
toca una espada
debe derramar sangre.

Cuando un poeta
toca una palabra
debe derramar fuego.


Samurai II

El samurai le dijo a ella:
-Soy el viento.
Ella
bajando sus ojos murmuró:
-Soy el silencio.
Entonces él, con sus brazos de filosa daga,
la tomó y la hizo resonar por siempre.


Ella y la noche

Ella
estremece la noche
la vuelve fugaz
música en sus ojos
aire en sus besos
noche sin astillas
y sin máscaras.

Aplauso entre las sombras.

Ella
estremece la noche
luego, con las pestañas ardiendo.

Vuela.


Ese jardín

……………………… (a María Montserrat Bertrán)

Miro ese jardín
…………prolijamente ordenado
pongo énfasis en las rosas
………………con un rojo que estalla
y en el blanco jazmín que golpea
………………………………………acariciando.

Ese jardín
a veces queda
…………………lejos de la mano
duele tanto concierto mágico
y tanta belleza
………….definitiva.

Me encantaría
desordenarlo con la mirada.


Áspid

Este poema es una venenosa serpiente
que arrastra antiguos ecos por la memoria de la lluvia
con ojo de piedra y lujuriosa lengua
busca caliente sangre
………………en la pesadilla de los corazones.

Este poema si muerde inevitablemente
te dejará agonizando eternos jueves
girará tu cabeza en el estupor del silencio
se prenderá fuego tu escritorio y tu sarcasmo.

Este poema cuando ataca es mortal
su mordedura trae fiebre
……………………………….rotos espejos
y eternas sombras.

Este poema es una venenosa serpiente

………………………………………………………Y MATA!


……………………Del libro Áspid, Buenos Aires, marzo 2011

*************************************************************
La vida es desierto y es oasis. Nos derriba, nos lastima, nos enseña, nos convierte en los protagonistas de nuestra propia historia.
Walt Whitman

*************************************************************

4 comentarios:

  1. Estuve muy cerca de la gestación de Áspid hasta verlo nacer...Sus poemas ciertamente derraman fuego... visten pieles transformadoras mientras, como buena serpiente, recorre tierras de luz y sombra, de vida y fuerza de vida.
    Felicitaciones Carlos y un abrazo grande!
    Montse Bertrán

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tus apreciaciones, querida Montse.
    Saluditos
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner