domingo, 20 de marzo de 2011

Vicente Aiello

-José C. Paz, Buenos Aires, Argentina-

El billete


.............“…sangra mucho el corazón
.............del que tiene que pedir…”
.............(Del Martín Fierro de José Hernández)

Manitos trémulas, sucias uñitas, maltrechas…extendidas…pidiendo esa limosna que no llega.
-¡Mi papá me va a pegar si no le llevo para el vino! -y un mohín de llanto ensombrecía repentinamente sus nuevos ojitos negros.
-¡Mi mamá me defendía, pero ya no está! -sollozaba en silencio.
Se sentó en el cordón de la vereda. Cabeza gacha y posición fetal. Las lágrimas abrían surcos limpios en su carita, pero hacían barro en sus rodillas. Un dedo gordo le sonreía desde el agujero de la zapatilla. Ajeno a esto, su pensamiento estaba en otra parte.
-¡Mi papá no me va a dejar entrar si no le llevo plata! ¿Dónde voy a dormir esta noche?
Un hipo de llanto ahogado estrujaba su triste y desolada infancia.
Alguien que lo observaba se acercó, se puso en cuclillas a su lado y pasándole una mano por el cabello, le extendió un billete de diez pesos que crujía de flamante. El niño saltó como un resorte, titubeó al tomarlo, tartamudeó un “gra…gracias señor” y salió corriendo.
Balbuceaba casi interiormente secándose la cara con el dorso de la mano: -¡Ahora mi papá no me va a pegar…se va a poner contento…le llevo para el vino…no me va a pegar…!
Cruzaba la playa de maniobras del ferrocarril hacia la “villa” rumbo a su casa, volando como un pájaro, haciendo equilibrio con los brazos en la carrera procurando evitar las atravesadas vías. Tuvo que dejar pasar un tren que le cortó el paso. Al continuar, ansioso, no vio al que venía del otro lado.

El billete se perdió en un remolino de viento, girando cada vez más alto, extrañamente detrás de una nubecita blanca que se diluía de a poco a medida que iba subiendo.

………………………………………………………………………………2008

*************************************************************
Lo esperado no sucede, es lo inesperado lo que acontece.
Ernesto Sábato

*************************************************************

2 comentarios:

  1. Es triste pero está muy bien narrado, va un abrazo
    Betty

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tus palabras, mi querida Betty.
    Mi abrazo
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner