domingo, 20 de marzo de 2011

Oswaldo Roses

-Torremolinos, Málaga, España-

Por intolerancia

A veces no hay verdad porque se mata,
a veces luz no alumbra – no… –, se borra,
a veces ni valor si se vacía,
a veces ni un amor si se destroza.

¡Ay!, a veces no se quiere ya la lluvia,
a veces no se mira a una persona,
a veces no se deja a una esperanza
que sea lo que sea, ¡en cualquier forma!

A veces las PALABRAS dictan fríos
para esos que aguantan y que lloran
tanta injusticia, tanta incomprensión…
¡a veces son mejor hasta las sombras!

A veces no hay un c-u-i-d-o: a una Madre;
pero, a veces, no viven los que moran
ni, a veces, ya se dan unos recuerdos
ni se escogen, de Dios, algunas cosas.

…… * * *


No hay aquí sino una luz que te desnuda,
que en mí te hace secreto y además llama;
sólo una como azul que se derrama
en mar de corazón, donde te anuda.

No hay aquí sino un destino que no duda,
decir tal sueño lo que se reclama
de una ilusión, que el infinito entrama
estático y que por amor se muda.

Ese dejo que, a flor, luego germina;
ese calor… a sangre al fluir la tarde;
ese beso cercado, en la colina.

Mientras es beso ya horizonte arde
a nuestra libertad que la encamina
para mañana, Amor, por lo que guarde.


Diga lo que diga

Y es la memoria
la que quiere que yo esté
más o menos conocido o determinante.

Hay recuerdos que vuelven
–así un conejo a su madriguera –
y otros… que se han perdido
contra la desolación.

Ayer precisamente me visitó un cerebro
lleno de utopías,
no sé,
se lo atribuyo a Dios,
a Ernesto Che Guevara,
a uno que se ha atiborrado de güisqui
en la privilegiada esquina de la paráfrasis del grito.

Hay cielos –y heridas para postre –.
Hay caminos que acaban de empezar.
Hay poemas que precipitadamente han estropeado
sus circunstancias.
Hay Daríos rimbaudianos que ya se han separado del
.............................................Tiempo.


*************************************************************
El amor no es capaz de ver los lados malos de un ser; el odio no es capaz de ver los lados buenos.
Giovanni Papini

*************************************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner