domingo, 20 de marzo de 2011

Luis Alberto Taborda

-Tinogasta, Catamarca, Argentina-

Informe para un amigo del Sur

……………………………………………………para Ramón Carrizo,
……………………………………………………en Comodoro Rivadavia

……Compañeroamigohermano
……del Sur:
te envío desde Tinogasta
este informe para que sepas
lo que nos duele, nos alegra y nos ocurre.
De vez en cuando, por aquí nortea
un poderoso viento acorazonado
y entonces la tierra se pone lista
……para entregar
su habitual cosecha de tiestos.
Por otra parte, han parido los perales
en la huerta del fondo,
junto a los dos laureles de castilla
que se ven gloriosos.
Yo no sé si la hojarasca del cerco
tendrá algo que ver con el color de la lechuga,
lo que sí es seguro es que cuando las tardes pasan
avanzando con majestad inapelable
por sobre la cabeza de todos nosotros,
estamos obligados a ignorarlas
o a volvernos filósofos por un momento.

Quisiera que sepas
que el viento que camino sobre los campos
todavía se llama Luis
y que los labriegos lo convocan
con un silbido de confianza,
como a un perro de la casa,
cuando precisan aventar el trigo.
No sé si a alguien le importa un comino
que el comino sea importante
y que sus hectáreas avancen
como un pequeño y ordenado ejército
entre Salado y Cerro Negro.
Lo que sí puedo confirmarte
para tu regocijo y el de los tuyos
es que la provisión de quesillo,
de tortilla de la puerta del horno y de cocho
por este año está asegurada.

El vino de Santos Oviedo
viene alegre por las tinajas
y con el aceite de las aceitunas
que se apresta a invadir las ensaladas
forman un dúo de compadres
bien notorios, solidarios e infaltables
……a la hora de la fiesta.
Entre tantos pormenores
no quisiera por ningún motivo olvidarme
del cultivo minucioso que todavía realizamos
aquesta parte del mundo
del orégano y su progenie:
la menta silenciosa y la albahaca carnavalesca.
En todo nos parecemos, imagino,
a los antiguos pueblos agrícolas de este lado del planeta:
amamos el tomate y defendemos la prosapia
del maíz americano.

Sin embargo la gente, nuestra gente,
y este es un punto que mucho nos aflige,
no sale fácilmente de su callada resignación.
Tengamos, por ejemplo,
a un obrero municipal,
al que la vida le queda dura por los cuatro costados,
cómo empleará en su casa la palabra ternura?
y qué gesto va a utilizar, qué ademán, para señalar
……la esperanza?
en dónde guardará, en fin, la parrilla de los domingos?
Es que a veces no alcanza con saberse postergado
en todos los sueños y la historia.
A veces es necesaria una respuesta
……que sea tan simple,
tan respuesta contundente y franca
como el mismo apellido de uno
o como el nombre del hijo de uno.

Es… cómo decirte, pongamos, que Pérez
o que Chayle o que Carrizo,
a contraturno y a contravida,
después de haber hundido
sus manos virtuosas en la changa,
en lo más elemental de la mecánica
o trajinando adobes en alguna medianera,
……todavía quisieran
para ser hombres a tiempo completo,
o quien sabe tan sólo para ser,
reconocerse en lo que han ordenado,
edificado, dispuesto o construido.
Mirarse el rostro y la pena en alguna de sus obras
a modo de rebeldes Narcisos proletarios
para encontrar allí el triunfo, la razón redonda
y verdadera del pan, del vino cuando sobra o escasea,
del mantel sobre la mesa
o del cuenco húmedo
en el seno de la humilde cama satisfecha.

A todo lo que antecede,
....compañeroamigohermano
……del Sur,
sin mancha ni tachadura,
en plena posesión de mis cabales,
sin quitar ni añadir una coma,
lo afirmo, lo fecho y lo firmo
aquí en nuestra Tinogasta
para tu conocimiento.


……….........…………… Del libro Cuaderno de Vida, 2004

*************************************************************
Todos los seres humanos son también seres de ensueños. El soñar une a toda la humanidad.
Jack Kerouac

*************************************************************

4 comentarios:

  1. Desde el principio hasta el final es una delicia esta lectura, casi una postal, con palabras entradoras, que tocan los sentimientos.
    Un abrazo
    Betty Badaui

    ResponderEliminar
  2. Aprecio tus observaciones, Betty querida.
    Realmente es un gusto enorme leer -y publicar- los poemas de Luis Taborda.
    Especialmente en este texto la cadencia de las palabras te mece y te va llevando de la mano, claro que sí.
    Mi abrazo
    Analía

    ResponderEliminar
  3. Virginia Segret Mouro8 de mayo de 2011, 15:15

    Estimado poeta amigo:Me alegró mucho encontrar este poema tan descriptivo, tan entrañablemente sentido. Tuve la fortuna de estar en Tinogasta durante una semana completa a fines de marzo. Sé que no voy a olvidar sus calles, sus plantaciones de aceitunas, su sol. Sé también que urge a esta tierra que todos sus hombres sean "hombres a tiempo completo". Gracias por tan bellos versos. Virginia Segret Mouro

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tus apreciaciones, querida Victoria.
    Es un honor contar con la voz de Luis, sentida, conmovedora, descriptiva, cautivante. Es un gusto leer y publicar a este escritor, además una bellísima persona.
    Me alegra tanto saber que has pasado buenos momentos en Tinogasta. Me agrada haberte conocido.
    Mi abrazo y mis buenos deseos
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner