domingo, 12 de diciembre de 2010

Magdalena Bo

-La Rioja, Argentina-

Luna de pájaros

Luna de pájaros,
vaivenes blancos.
Plumas danzantes, iluminadas…
Desplegadas por doquier, inmaculadas.
Luna de pájaros.
Trinos sin canto,
sólo el silencio…y los pájaros,
en esta noche clara…
Luna de pájaros,
desbordada,
incalculable aleteo blanco
en mi ventana…
Todo está quieto,
como esperando,
lánguidas sombras
se estremecen…
Y en mi alma…
Son sólo hilachas,
de una noche larga.


Invierno…

La acacia insta al viento a visitarla,
en esta tarde de invierno.
Las flores amarillas,
regadas por el patio
yacen coloridas de verano.
El tilo asoma, callando
sus hojas, al cielo.
Mientras las palomas
corren a un refugio incierto…
Es una dulce tarde de invierno
cobijando sueños
a un costado del fuego.
Los cerros, animan
al paisaje quieto,
a recorrerlos con la mirada
en este frío intenso.
Todo está quieto, desolado…
Sabiendo a chocolate,
a palabras del alma
que esperan presurosas
despertar al corazón que duerme.
En el dulce letargo de los tiempos…


Festejo!!!

Festejo que aún quedan en mi sangre mariposas.
Que el alma aún ríe a carcajadas,
que el tiempo mitigó mis pasos,
pero no puede contener mis saltos… más altos.
Que el corazón busca en los recuerdos,
aunque ellos no salgan a mi encuentro,
una tarde… muchas tardes,
pues quedaron rezagados en el tiempo,
prendidos, en alas transparentes,
susurrados, incoherentes de pasado…
Mi mente busca presurosa, las palabras
que alguna vez cantaron,
pero mira sorprendida, pues acuden
las nuevas, aún no dichas,
y que esconden mis anhelos más guardados.
Mi cuerpo no es el de antes,
yo lo siento, mis manos no se mueven en el aire,
ni mis pies obedecen instantáneos… y languidecen,
a cada movimiento, impensado,
Pero aún río a carcajadas cuando mis nietos
cantan y cantan, y piruetas inventan presurosos,
porque saben que mi alma… aún baila.

……………………............………………Del libro Poemas para leer

*************************************************************
Pequeñas cosas parecen nada, pero dan la paz, como las praderas de flores que parecen poco, pero todas juntas llenan el aire de perfume.
Georges Bernanos

*************************************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner