domingo, 12 de diciembre de 2010

Aymer Waldir Zuluaga Miranda

-Medellín, Colombia-

Inapetencia


Indiferente ante el teclado de su máquina de escribir, toma su lápiz, pero tampoco logra manchar la inocencia del papel. Desganado, enciende el computador y el cursor titilante le invita a pulsar alguna tecla, pero lo apaga, apático. Impasible, abre su cuaderno de notas buscando pasión pero no la encuentra. Vencido, va a la nevera y no toma nada, agotado se acuesta al lado de su amada, pero allí tampoco despiertan sus ganas. Bosteza entonces, sin preguntarse cuál apetito perdió primero.


Anhelo

Con dulce voz, la hada dijo: “pide un deseo, sopla las velas y cierra los ojos para cumplirlo”. Cerró los ojos, sopló las velas, pidió el deseo y no había hada, después de abrirlos.


Borrón y cuenta nueva

Con la tiza delimitaba lentamente el contorno de la figura y enseguida recordó cuando antaño, su firme mano lo guiaba por el tablero aceituna. Evocó las lecciones de ancho y largo, de volumen y magnitud impartidas en la vetusta escuela por el estupendo profesor. Borró entonces los límites trazados y dibujó un amplio círculo, que comprendía al cadáver en su plena dimensión.


Desempleados

Crece la fila de insensatos postulantes que intentan llenar la vacante; llegan desde diversas latitudes montones de necios aspirantes; el desfile de los ineptos que quieren ocupar el puesto aumenta día a día. Todo por un rumor que inició Nietzsche, diciendo que un alto cargo había quedado vacío tras la muerte de quien lo desempeñaba.


Textos tomados de las publicaciones digitales:
Misioletras Nº 67 (junio 2004) -
http://misioletras.4t.com/
El interpretador Nº 4 (julio 2004) -
http://www.elinterpretador.net/

*************************************************************
Ciertos recuerdos son como amigos comunes, saben hacer reconciliaciones.
Marcel Proust

*************************************************************

4 comentarios:

  1. Ya el primer mini relato me dejó asombrada, con pocas palabras llega el tema profundo y padecido por muchas gentes, me agradaron todos. Abrazos
    Betty

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias querida Betty. Me agrada saber que te han gustado estos cuentos breves.
    Mi abrazo
    Analía

    ResponderEliminar
  3. Un placer encontrar los textos de mi admirado Aymer, hace un tiempo los descubrí desde otras publicaciones y hoy los rescatas querida amiga para volver a disfrutarlos, abrazo sincero a los dos.Vic

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu lectura, mi querida Victoria. Me reconforta saber que has reencontrado los textos de este escritor.
      Mi abrazo, mi cariño y mis buenos deseos siempre
      Analía

      Eliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner