miércoles, 3 de noviembre de 2010

Irene Marks

-Buenos Aires, Argentina-

Carmen Bruna, la poeta de los abandonados


………………………………Dedicado a la poeta Carmen Bruna

Sangra la luna llena
en la playa de las abandonadas
Es un canto de mujeres que se desnudan
y se arrancan los cabellos
que flotan en la espuma
entre los peces de la marea entrante
como un rito
donde sus ojos se mueven en círculo
Las mujeres
se cortan el cuerpo
con las rocas
y sale sangre negra
de dolor aterido
pasado que se agolpa
en un eco vibrante
como el sonido que estalla
dentro de los caracoles
Su abandono es un eterno viaje
donde la esperanza se ha extraviado
en un país sin nombre
al que acceden
cuando las heridas se renuevan
e inundan el mar de rojísima sangre
Sólo por ellas la luna
toma el color del tiempo detenido
para que rían entre los caracoles


A Elena, en su ruta de dolor

………………………………Dedicado a la poeta Elena Eyheremendy

En carne viva está la noche
suenan lágrimas estelares
cuando Elena inicia
el descenso a los infiernos
Porque el dolor se abisma
remontarlo
tiene muy alto precio
Lloran tangos los pianos
y pesa
la ternura infinita
de los lobos
que hieren
a su pesar.
Sin embargo,
aman amarán amarían
como el vampiro
al que se ofrece el cuello
dulcemente
y el funámbulo
a quien Elena abriga
dentro del corazón
(En el sótano
hay una bruja antigua
que avanza
con palabras hirientes)
Esta noche caen
sobre su mirada
rosas
de suavísimos pétalos
Lo que una vez fue luz
se convierte en espinas
en las manos del tiempo
Elena toca fondo
y se abandona
al aullido del lobo.


Canción para la magia de Paulina

………………………………Dedicado a la poeta Paulina Vinderman

Escribo esta canción
para la verdadera Alicia
que vive en Buenos Aires
y conoce al conejo
También
ha encontrado la manera
de confundir
a aquella Reina Roja
que la acechó en la infancia
En su reino
no existe la resignación
sino el eterno viaje
por los hilos
que tejen
las palabras,
el camino
de los exploradores
de la voz amarilla
donde el viento
es un río
que recoge
sombreros olvidados.


*************************************************************
Sólo en un mundo de hombres sinceros es posible la unión.
Thomás Carlyle

*************************************************************

10 comentarios:

  1. Apasionados homenajes poéticos de Irene a otras como ella misma.
    Sin duda la que canta también se merece una canción para sí.


    Un saludo fraterno desde Chile!

    ResponderEliminar
  2. Preciosuras todos...
    El de Paulina es una reliquia además.
    Un abrazote irene, Gus.

    ResponderEliminar
  3. ¡Gracias!A Analía por su publicación y su hermosa revista que leemos con placer.A Amanda y Gustavo por sus generosos comentarios, que reflejan el espíritu del blog de mis poetas contemporáneos. A Nela Río y Marta Zabaleta por publicarlos en su antología de poetas sobre poetas. Un beso grande para todos Irene

    ResponderEliminar
  4. Mis queridos Amanda y Gusti: Muchas gracias por sus palabras hacia la poesía de Irene.
    Irene querida: Soy yo quien te agradece por enviarme estos poemas profundos y conmovedores para compartir con los lectores de esta revista literaria.
    Mi abrazo a los tres
    Analía

    ResponderEliminar
  5. Homenajes bellos, sentidos, merecidos. No es fácil este tipo de poesía "dedicada". Suele caerse en el panegírico o los lugares comunes. Brindo por estos logros.
    Abrazo
    Alicia Perrig

    ResponderEliminar
  6. Querida Alicia:
    Muy agradecida por sus observaciones hacia la poesía de Irene.
    Mi abrazo
    Analía

    ResponderEliminar
  7. Gracias Marta querida.
    Mi abrazo
    Analía

    ResponderEliminar
  8. Querida Irene, tardíamente leo, estos, tus poemas dedicados a estas poetas. Como siempre revelan un espíritu extremadamente sensible y una gran poeta de alto vuelo lírico. Gracias Analía y un beso a Irene

    Amalia M. Abaria

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias por tus palabras, querida Amalia, y por leer la sentida poesía de Irene.
    Mi cariño
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner