miércoles, 3 de noviembre de 2010

Andrés Bohoslavsky

-Desde algún lugar del mar-

Un pequeño aullido

Trece líneas más abajo
caerá una bomba en mi cabeza
pongo un casette de Brahms en el walkman
hago ademanes que parecen un rezo
miro la foto de mi familia
un pensamiento para mamá
uno para mis amigos
uno para Carver, otro para Kafka
saco la billetera, pongo en un sobre
180
para pagar la pieza.
Ahora sí lo se
nunca tuve pasta de asesino
ni huiré de las pensiones sin pagar.


Fuga de la muerte

Antes de Auschwitz
de la Esma
de Dresde
de Hiroshima
estuvo el silencio
y creo que estuvo también
antes de la bala de Van Gogh
y las pastillas de Alejandra.
Cuando me siento cerca de la muerte
te busco para hablar
aunque sea tonterías
no lo tomes a mal
sólo quiero que entiendas
esta extraña creencia mía
que el silencio es el viento
de la muerte.


Jaulas III

0,60 la hora
del personal de limpieza
me comenta, mientras pasa el escobillón.
Miro sus ojos cansados
su piel reseca
sus dientes destruidos
está contenta
tal vez su hija
entre al turno noche.


La carta Astral

Según la carta astral
debí haber muerto hace 17 años
tal vez algo falló
tal vez di mal los datos
tal vez estoy muerto y no me haya dado cuenta
y los demás tampoco
que hablan con un fantasma.
Esto parece perfecto, por lo menos para mí
pero te advierto
aunque todo el tiempo digas
me quiero morir
esta muerte no es para cualquiera.


Mi amigo Neil

Cuando bajó Neil Armstrong a la luna
yo ya lo estaba esperando impaciente, con los tragos
y la comida que había preparado
mamá.
También había puesto en la valija
un suéter por si refrescaba, una camisa de vestir
por si me filmaban
y un poco de dinero para que la llame
para que avise cómo había llegado, cómo había sido el viaje.
Éramos muy amigos
nos habíamos conocido en el Italpark
creo que ahí despertó su vocación de astronauta
y mi pasión por los laberintos
así que cuando las cámaras no enfocaron
charlamos un rato de nuestras cosas
como en los viejos tiempos
luego recogimos los envases, las bolsitas de aceitunas
y nos despedimos.
A Neil le gustaba escribir y era un poco bohemio
teníamos planes fantásticos
entre ellos en el lado oscuro de la luna, en una parcela no muy grande
construir una cabaña con un jardín enorme
podrían venir nuestros amigos y quedarse cuanto quieran.
Pero luego
el mundo cambió demasiado
nuestra idea no avanzó
nunca habrá poetas en la luna
ni podrás venir a nuestro jardín a escribir
ni a mirar la tierra.
Será por eso que Neil se hundió en el alcohol
y a mí no me gusta mirar
las estrellas.


Poetas

Los poetas que conozco
charlan de cosas que no entiendo
últimamente he retrocedido tanto
inteligencia sub-normal
me gustan las palabras filosas
que te puedan abrir
como esos cuchillos
que despostan reses
hasta que grites
por favor pará, por favor pará
y yo deje esta navaja
sin limpiar, chorreando sangre.
Extraje las palabras
absurdas
para que no las digas más.


………………………Del libro Casi un asesino y otros poemas

*************************************************************
Una ilusión eterna, o por lo menos que renace a menudo en el alma humana, está muy cerca de ser una realidad.
André Maurois

*************************************************************

4 comentarios:

  1. Excelente selección de poemas de este gran poeta.
    Marta Zabaleta

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias querida Marta. Coincido con vos, para mí es un honor contar con la voz de este escritor.
    Mi abrazo y mis buenos deseos cada día
    Analía

    ResponderEliminar
  3. Poemas que erdaderamente "sangran" como el último, de gran fuerza expresiva. Sin embargo los que más me tocaron fueron el del "silencio" que precede a la muerte, y su comparación con Auschwitz y la Esma, y Jaulas III, desgarrador en su síntesis. estos poemas pintan la realidad desde su dolor absoluto, son profundas reflexiones y nos entran en el corazón como la puñalada que se recibe al diario al ver las "jaulas".Logradísimo Irene Marks

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por tus palabras, querida Irene.
    Tus comentarios son de excelencia, siempre.
    Mi abrazo
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner