domingo, 13 de junio de 2010

Jaime Villanueva Donoso

-Viña del Mar, Chile-

La película ya había empezado

Y entramos de golpe a una historia que ya sucedía,
que antes que quisiéramos
ya corría, ....como la vida.

No nos dimos cuenta
que esta película ya estaba rodando,
que tú y yo estábamos dentro del relato
y el relato éramos.
Que también somos las fotos que
no nos vamos a sacar
porque no hace falta,
así como no es necesario contar una historia
para que seamos esa misma historia.
La película ya había empezado,
incluso antes de verte por primera vez
en esa escena, yo estaba
en otro día
con una flor artesanal en la mano
y tú estabas llorando y era un martes
y era otro año,
comenzaba
y yo no sabía
y entramos de golpe a una historia que ya sucedía,
y corrimos por calles distintas, pero iguales
y cuando nos vimos
La película ya había empezado.


Mi inspiración eres tú

Pero el que escribe soy yo.
Así que nada de eso de
andarse subiendo por el chorro
con eso de que yo soy la musa,
Yo soy una de las 27,
Que derrito el fuego,
que quemo la música emanada
del corazón del corazón de la tierra,
que bailaría en silencio porque la música ya se acabó
,
eso lo dejamos para después,
y es que no he visto nada peor
que esas veleidades
tan poco sutiles.

Está bien, la ley te apoya,
reconozco tu derecho a huelga
y a sindicalizarte,
aunque sé que tus intenciones son mezquinas.

Para ti no corre eso de
arriba los pobres del mundo
porque tú eres tu propio mundo
y de pobre lo único que te va quedando
soy yo.


Aroma tras la puerta

Si golpearan la puerta
un domingo a las tres de la tarde
esperaría que tú te levantaras para abrir,
esperaría que me dijeras quien fue
y seguramente no me importaría tanto como a ti

Si golpearan la puerta
un domingo a las tres de la tarde
podría levantarme a atender
y volver con muy malas noticias,
pero podría callarlas
para siempre o hasta la hora de la once,
lo que pase primero
o lo que pueda ser

Si golpearan la puerta
un domingo a las tres de la tarde
me gustaría que seas tú
y que por fin entraras en mi casa,
Si golpearan la puerta
un domingo a las tres de la tarde
te dejaría pasar y jamás te haría salir

Si golpearan la puerta
el día que fuera y a la hora que fuera
yo estaría contigo,
y si insisten en golpear la puerta
ya no abriría más
yo estaría contigo.


¿Qué le han hecho a esos ojos?

Que no salen del cine,
que se quedan ahí
frente a la pantalla insomne,
frente al movimiento
de las criaturas personajes
que transitan esas historias
que nunca ocurrirán
¿Qué le han hecho a esos ojos?
que no leen ni los periódicos
que sólo se deslumbran con La Bella de la Alambra
y otras más
¿Qué estarán buscando y no encuentran?
¿pretenderán vivir una vida irreal?
¿se habrán olvidado para siempre
de la realidad?

¿Qué le han hecho a esos ojos?
Que lloran tanto
¿De qué serán esas lágrimas brillantes
que se asoman pálidas por la tenue luz?
¿existirá una música que les interese?
¿Qué le han hecho a esos ojos?
Que no se mueven del lugar
ni coquetean con nadie,
tendría yo que estar en una película
para enfrentarlos de verdad, para verlos de frente.
¿Habrán visto ya todas las películas del mundo?
¿Qué le han hecho a esos ojos?
Que no me pueden mirar.

………………………………Del poemario Los Silencios Bien Guardados

*************************************************************
quiero quedarme en medio de los libros
en ellos he aprendido a dar mis pasos
a convivir con mañas y soplidos vitales
a comprender lo que crearon otros
y a ser por fin
este poco que soy
Mario Benedetti


*************************************************************

2 comentarios:

  1. Muy buenos poemas. Un gusto leelos. un saludo

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias querida Nerina.
    Coincido con tus conceptos respecto a los poemas de Jaime.
    Mi cariño
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner