lunes, 26 de abril de 2010

Marta Julia Ravizzi

-Turdera, provincia de Buenos Aires, Argentina-

1.- Hay lugar

Por poco……casi por ausencia,
fue la luz tan intensa que entró por todos los biseles de miles de ventanas.
Casi al borde,
en un espacio caben los pensamientos
apretados.

Casi al borde y no caerse de tan juntos.
Sostenidos unos con otros.
Cabalgando y anudados con recuerdos viejos y recientes
los que tienen olor a mar y acarician como el viento.

Casi nada y sin embargo es tanto.

están adentro
-intrincadamente adentro-
Con las ganas………………con el aliento.

Y se quedan,
ahí juntos………apretados…………respiran.
no claudican

En el pecho hay un jirón de evocaciones
intentando…………que se sepa.
Porque no se han perdido……………no han caído
ninguno de esos lazos que anudan
nuestros pasos que ligan
estremecimientos que crecen allí
en el centro
……………………donde parece
……………………que no hay más sitio.


2.- Un alambre desgarra mis brazos

Aquí,
se apoyan pájaros indiferentes.
Un nudo que ata los recuerdos
indicándoles que no se aparten,
hay huellas frescas todavía.
El espantapájaros sacó sus pies del limo,
camina por el surco,
busca el río,
aquella piedra,
el manojo de mies seca que le habla
de un tiempo
donde sus harapos tenían brillo de fiesta.
Un alambre desgarra mis brazos y deja al descubierto
estos huesos quebrados y el recuerdo
se hace arena.


3.- Claro-Oscuro

Claro-oscuro de vidrio esmerilado
se disuelve
en espesura de palabra inconexas,
lame sus heridas como un pájaro,

La salida………el mismo laberinto
quedan migajas que no existen.
En el vaivén del oleaje,
la pregunta infinita,
tras el vidrio opaco
se disuelve des-nacida
y no alcanza.

………………………… Del libro Imaginando imágenes

*************************************************************
Si el amor no es el acorde musical de dos latidos, no pasa de ser un ruido de sonajeros.
Luis Franco


*************************************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner