lunes, 26 de abril de 2010

Etherline Mikëska

-Neuquén, Argentina-


Mañana volveré celeste
Y mi garganta sopranera
Levantará las melodías del minuto.

Se volverán gorriones escondidos
Entre madreselvas florecidas.
Y los duendes magicando
Jugarán a encontrarlos.

La misma calma, la misma señal
Debajo de las piedras.
La misma mano indicando el sur
Con sus bardas rojizas.
Los mismos dedos de ayer
Buscando el hueco
Donde se esconden las plegarias
De nuestros antepasados.

…………… * * *

Suena el teléfono, el celular
Y los ojos leen el mensaje
En el adjunto.

No llego al tiempo de los narcisos,
ni de los lirios.
Tampoco de la rosa cautivante
De tus labios.
Algo pasa que estremece
Y no deja partir
Hasta tu alma.

El mensaje desaparece
Con su río de palabras.

Entonces atiendo el teléfono
Y escucho una voz, varias voces
Bendiciendo mis lágrimas.

…………… * * *

Largo es el camino,
Cortos los sentidos que reciben
A este cuerpo, que se lleva
y se trae a sí mismo.

Pies pesados, cansados
De tanto sustituir huellas.
¿Y los otros?
La urbe los adormila
Los envuelve, se los lleva…

Y, ¿adónde van sin magia?
¿Sin colores renovados
Sin flores en sus dedos?

…………… * * *

Ya no importan las canciones
Tampoco los arpegios
Que conserva el viento.

Hoy estoy aquí, esperando
Mirando este cuerpo de agua
Lento y sereno…
De pensamientos escondidos
Aquí, atrás de las orejas.

*************************************************************
Cuando se ama al tigre, se olvida el zarpazo.
Gloria Fuertes

*************************************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner