lunes, 26 de abril de 2010

Elsa Hufschmid

-Santa Fe, Argentina-

Idilio a fuego lento

Hablando del amor y otras verduras
nos pusimos a cocinar.
Pelamos papas, cortamos cebollas
a lágrimas vivas, echamos sal.
Con el rojo vivo de los tomates,
con el verde del pimiento y el perejil.
Prolijos los cubos de carne magra.
Bien tapada la olla de hierro.
A fuego lento el guiso, a fuego lento el corazón.
Ya vendrían los hombres con hambre
hambre de guiso y de amor.
Agregar despacio agua caliente.
Después el fideo caracol y esperar.
Justo a la hora acostumbrada
los hombres llegan, el corazón apura.
La mesa espera y la fiesta comienza.
Fiesta del pobre, guiso caliente
y la promesa de siestas tibias
y acompañadas.


Decisión

Estoy al borde del precipicio de tus ojos
……………siento que balanceo el cuerpo.
Mis pies descalzos sufren las púas de las piedras,
……………mis manos sangran, apretadas, tensas.
Hay en mi pecho un golpeteo de tambor rojo.
Baña mi boca un sabor a flores, a vida, a miel.
……………………………Y me duele mirarte
…………………………………………y no quiero.
……………Pero el huracán me empuja.
……………Y me dejo caer blandamente.


Lucha

Si el destino monstruo,
atrapa con sus zarpas
tu pobre vida esperanzada,
……………no te entregues.
Siempre hay un gramo de aire,
……………tómalo y empuja,
apoya tus pies en el mundo,
debajo hay millones que lo sostienen,
……………no te entregues.
Por ellos, por nosotros, por vos,
……………no te entregues.

*************************************************************
El miedo llamó a la puerta, la confianza abrió; y afuera no había nadie.
Proverbio chino


*************************************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner