miércoles, 24 de marzo de 2010

Graciela Wencelblat

-Buenos Aires, Argentina-


Mamá
¿Dónde encuentro un abrazo como el tuyo?

Estoy cansada de ogros
de esquivar cuervos
de fingir que no tengo miedo.

El mármol es bello pero tan frío!
las lucecitas de colores no se prenden como antes
y a los hijos mamá no se les pide esto.

Este cuento me lo contaste mal.
¿Podemos empezar a tejer de nuevo?

…………* * *

Ya no seré la que delira
por nada
sólo escucho los homenajes
que desnudos caen sobre el
cuerpo
-ese que no sé de quién es-
mañana entraré al mundo
con vestido de encaje
con el amor en la mano y trataré
de sentir la locura de lo extraño.
Espero con la duda en la carta marcada
que tus labios muerdan las coordenadas
y laman lo que dejé abierto
para que te atrevas.
En cualquier lugar mes o segundo
a beber los jugos que se derraman.

…………* * *

Se puso la piel de loba le aulló a la noche
derramó sobre el horizonte las estrellas robadas.
Juntó a los grillos para hacer un coro
una cortina de rosas para hamacar en el aire.
Con su pelo al viento trepó por la risa
buscando mujeres ardientes hombres
con corazón de trinos.
ágiles sus dedos de seda borraron la indiferencia.

Para poder seguir.

…………* * *

Y sin embargo
mis palabras están secas.
No encuentran
la lluvia del atardecer
y aunque regué las plantas
con absoluta dedicación
ni una gota logró ayudarlas.
El rocío del amanecer que
sutilmente las acariciaba
está bordando los jardines
de vecinos desconocidos.
La humedad de los besos huyó.
Mis palabras están secas y tan
doloridas
que ni siquiera pueden llorar.


*************************************************************
Sólo una persona mediocre está siempre en su mejor momento.
William Somerset Maugham


*************************************************************

4 comentarios:

  1. Celebro el constante crecimiento en el decir de Graciela, en la síntesis de sus sentimientos y preocupaciones, que fuerzan la reflexion en los temas que aborda.

    Alfredo Palacio

    ResponderEliminar
  2. Graciela: en tu poesía hay imágenes que nos tocan profundamente. En el primer poema hay un verso:"El mármol es bello pero tan frío!" que es una estocada.En el segundo, que conocía, la sensualidad es una forma de conectarse lúcidamente con la vida :"mañana entraré al mundo".
    En el tercer poema el lirismo nos llega con imágenes de gran pasión y a la vez un lirismo que se desata: "derramó sobre el horizonte las estrellas robadas". El dolor subyacente sale a la superficie en el último poema donde
    las palabras ya "no pueden llorar."
    Disfruté enormemente la lectura de estos poemas. Gracias.Irene Marks

    ResponderEliminar
  3. Poemas Wencelblanescos, bellos, bellos...

    ResponderEliminar
  4. Queridos Irene, Alfredo y Gustavo:
    Muchas gracias por sus conceptos acerca de la poesía de Graciela.
    Mi cariño
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner