jueves, 11 de febrero de 2010

Miguel Fajardo Korea

-Costa Rica-

Martirio de la vergüenza


Amenazan con borrar
las palabras,
los pecados generales
de todos los deicidas.
Venden grafitis:
el nombre de los desaparecidos
sin la mínima
piedad,
el escarnio
en sus costados.
La culpa convertida
en vergüenza.
Combatís
para no ser cómplice
del genocidio.
Siempre habrá verdades a medias.
Es la insania en el tercer milenio.

…………………………¡Cuesta sobrevivir!

¿Es la historia de los pueblos su deuda externa?


El silencio es un cuerpo

El silencio es el pecho.
Un cuerpo roto que suspira
con los desposeídos,
un cielo desnudo en la certeza
de la prisión.
El poema es camino.
El suplicio ante
los números en rojo, la deuda
externa que nadie condona
enceguece
la alegría de los niños.
La hora necesaria del amor.
El auxilio de la limosna o la piedad.
Las calles se pueblan:
¿Somos nosotros?
¿Serán los lisiados en huida?
¿Los sátrapas dándose al olvido?
Ante la amenaza de los genocidas
el pueblo
……………………………no se rinde,
no se ha rendido nunca.


La otra memoria

Nunca con el verdugo.
La violencia no tiene nombre
en el dolor de las mujeres asesinadas.
Abrazo de cielo, camelia dormida en otras vidas.
Ellos lamiendo
sus crímenes, el barro como ruta
de escarnio,
la espalda de la tiniebla.
La desesperanza como maldición,
un puñal desangrándose,
pesadilla en la conciencia,
ceguera del sueño,
el mediodía oxidándose
en los retratos de los soldados.
Después del aplastamiento
se construye otra memoria
sin el rostro de los invasores.
No culpés sólo a Malinche…


*************************************************************
En nuestros locos intentos, renunciamos a lo que somos por lo que esperamos ser.
William Shakespeare


*************************************************************

2 comentarios:

  1. Excelentes poemas con la intensidad sabia de quien siente profundamente el fondo de sus palabras y las expresa al rojo vivo. Gracias, Miguel.
    Luis Alberto Ambroggio
    Academia Norteamericana de la Lengua

    ResponderEliminar
  2. Apreciado Luis:
    Muchas gracias por tus conceptos acerca de la poesía sentida y profunda de Miguel.
    Un saludo cordial
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner