jueves, 11 de febrero de 2010

Miguel Crispín Sotomayor

-Cuba-

Regreso

Regreso de la memoria y del silencio.
Del viento de los árboles caídos.

Regreso del sueño que perdido
retorna en desvelada madrugada,
de las cenizas que del fuego queda
y del opaco andar de las mañanas.

Regreso a levantar
de nuevo la esperanza
y dejaré detrás, sin gloria alguna,
las desveladas madrugadas
y el opaco andar de las mañanas.


La madrugada es larga…

La madrugada es larga
si no miras al cielo
si los grillos enmudecen
y la lluvia es copiosa.
Es larga, si hay vacío de recuerdos.
Sin nadie que te espere.
Sin nadie que comparta pesadillas y sueños.
Sin alguien que te ayude a levantar el alba.

……Los poemas anteriores pertenecen al libro En la redondez del tiempo


Al hermano haitiano

Hoy te lloro.
Debí llorar ayer
o llorar siempre.
Nunca te faltó el hambre
ni la muerte.
Paseaste tu miseria
y voltearon el rostro.
No hubo en el Caribe cafetales ni cañaverales
en que tus brazos
no estuvieran.
No hubo riqueza en que tu sudor y tu sangre
no estuvieran.
Y regresaste siempre al fango y el adobe
con tu hambre.
No importaba tu historia libertaria
ni cuanto diste de libertad a otros.
¡Pregúntenle a Bolívar!
Sobrevivir apenas fue un milagro.
Sobrevivir en un mundo de racismo.
Invadido siempre por el odio
a aquellos negros libres
cuando aún
hasta el imperio era colonia.
¿Qué otra cosa podían saquear
que no fuera tu orgullo?
Hoy sangras más que nunca.
El futuro es tu hambre.
Hoy están junto a ti
abeles y caínes.
¡Cuidado hermano!
Los unos son palomas.
Los otros, los conoces,
son los buitres de siempre.


*************************************************************
Con audacia se puede intentar todo, mas no conseguirlo todo.
Napoleón I

*************************************************************

3 comentarios:

  1. Querido amigo, buenísimo encontrar tu palabra, tu poesía, que es una forma de acercarte...y despertó una sonrisa en mí, el encontrarte.

    Un abrazo.


    Lily Chavez

    ResponderEliminar
  2. ¿Qué otra cosa podían saquear
    que no fuera tu orgullo?

    Qué tristemente cierto y qué suerte que ahí está el poeta para decirlo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Gracias queridas Liliana y Mónica.
    Miguel es buen poeta y buena persona.
    Cariños
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner