jueves, 11 de febrero de 2010

María Amelia Díaz

-Castelar, provincia de Buenos Aires, Argentina-

…………Serie Pintores

Munch

Las bocas de nuestros semejantes
nos arrojan piedras.
Tocado en los lirios de la sangre
nuestro cuerpo contesta
con un grito.
Entonces Munch
pinta un cuadro.


Van Gogh

Pequeños girasoles amarillos
trajeron el sol
adentro de la casa.
Afuera,
la lluvia,
deshacía los últimos jirones del domingo.


Kollwitz

Sobre la cama abandonada por los ángeles
agoniza el día de un niño sin nombre;
la pobreza insiste,
anuda las paredes con la sombra
y miente un amanecer en las ventanas.
Pintados de bondad, los colores del prójimo,
contradicen su historia
para los brazos atados de la madre,
en un gris sobre gris,
de tanta cólera inútil.

También será justicia concedernos la culpa.

……* * *

Tarea

Hubo que hacer tantas cosas...
coser con hilos de aguacero
a los fantasmas rotos;
sacudir las cenizas depositadas en los muebles
hasta hacerlas levitar en polvo;
baldear los corredores donde el aire
llamando a maitines se retiró en silencio;
y correr las cortinas
que bailaban en las sombras.
Entonces los demonios
que hace tiempo esperaban detrás de las puertas
finalmente hicieron su tarea.


*************************************************************
La sinceridad en las palabras acrecienta la confianza, la sinceridad en los pensamientos permite la profundidad del ser humano.
Lao-Tse

*************************************************************

3 comentarios:

  1. Me encantó lo tuyo María Amelia, muy bueno.Un abrazo.


    Lily Chavez

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, mis queridos Liliana y Gus.
    Muchos cariños
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner