lunes, 16 de noviembre de 2009

Abel Edgardo Schaller

-Paraná, provincia de Entre Ríos, Argentina-

Milagro

Con gesto lento y cuidadoso
lo tomo del papel;
brizna leve en la punta de los dedos,
lo miro de través,
le doy vuelta las solapas
y descubro su mundo de relámpagos;
de cara a sus latidos,
percibo sus espacios
luminosos y profundos,
sus rumbos sin aviso,
sus musicales y secretas relaciones.
Luego, con el mismo minucioso cuidado,
lo dejo nuevamente en su lugar.

Y el verso
no es el mismo.


…..…* * *


El sur se agrisa de pronto
entre relámpagos fieros
y en un retumbo de truenos
arremete el aguacero.

La tierra se abre en aromas
para los filos fresquitos,
y una pátina de charcos
retoza entre los globitos.

Entonces la tarde crece
en risas como campanas,
los techos regocijados
y a pleno niño las ganas.

Mansamente cae el cielo
y detrás de los visillos,
la lluvia junta los rostros
ansiosos de los chiquillos.

Fresca corre el agua, fresca,
sobre cunetas cercadas
por canillitas de barro
y algarabías mojadas.

Desde la urgencia descalza,
la siesta ignora la casa
con súbitos botecitos
y marineros de estraza.

Yo navegué esos barquitos
con rumbos ensueñecidos,
capitán de dulces mares
donde no amarra el olvido.

Y en esos barcos se fueron
los sueños, la edad dorada,
los júbilos de las lluvias,
la vida, como si nada.


*************************************************************
Tienes el poder para ser libre en este mismo momento, el poder está siempre en el presente porque toda la vida está en cada instante.
Facundo Cabral


*************************************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner