miércoles, 21 de octubre de 2009

David Lagmanovich

-Tucumán, Argentina-

El argumento


Si tuviera en cuenta tu argumento, es decir, si pudieras persuadirme de que tuviera en cuenta tu argumento, escaparías de esta situación, como otras veces. Entonces, seguro en tu rincón, te mofarías del fracaso de mi razonamiento. Pero, por suerte para mí, mediante la lectura y la meditación he perfeccionado mi intelecto, y ahora considero con sano escepticismo los argumentos ajenos. No vale la pena que te esfuerces más en convencerme con tus sofismas. Todos los recursos retóricos se han desvanecido. Sólo queda en pie un argumento irrebatible: que yo soy el gato, y tú, el ratón.


La viajera

Había prometido alojarla por una noche, a su paso por la ciudad. En la madrugada escuchó el leve ruido de la puerta del dormitorio. Ella se introdujo en su cama, con el calor y la fragancia que él no había osado imaginar.
-Por un instante –dijo la viajera- sentirás como entonces, cuando los dos estábamos vivos. Después seguiré mi viaje. Tú me acompañarás.


Los pájaros

De aquella niña decían que hablaba con los pájaros. Pero no era cierto: en realidad, sólo hablaba con las flores silvestres que cuidaban su sueño cuando se dormía al borde del arroyo. Al despertar las acariciaba con su voz y las flores se convertían en pájaros. Daban una vuelta de despedida y después se perdían en el cielo.


El beso

Ella movió la cabeza para ofrecer la mejilla, pero a mitad de camino el movimiento se interrumpió y sus bocas quedaron frente a frente. Suave pero firmemente, él apoyó sus labios en los de ella y un temblor casi imperceptible los atrapó. Por un instante todo quedó en suspenso. Los ojos se cerraron al mismo tiempo, como una señal para buscar las bocas en la oscuridad. La tierra volvió a moverse, pero ahora giraba en torno a un nuevo sol.

…......…...……..Los textos anteriores pertenecen al libro Menos de 100


El país de Ahoramismo

En el país de ahoramismo todo hay que hacerlo, bueno, ahora mismo. Los negocios que no se definen en un momento, con el simbólico apretón de manos, quedan sin efecto. La escuela primaria se despacha en un año, lo cual elimina la secundaria por obvia; en cuanto a la universidad, ninguna carrera se dilata más allá de tres o cuatro meses, y se están haciendo estudios -que concluirán mañana a primera hora- para abreviar esos plazos. Todo matrimonio dura como máximo dos semanas, para permitir la rápida concreción de nuevas uniones. El abrazo de los amantes sólo puede tener 15 segundos de duración, y la ocupación del lecho está definida en consecuencia. En el país de ahoramismo está prohibido tomarse un tiempo para meditar cualquier decisión; se entiende que tales actitudes socavan los cimientos de la sociedad y pueden provocar graves dolencias, tanto físicas como psíquicas. La principal ceremonia cívica del país es el Día Nacional de la Falta de Tiempo, así llamado a pesar de que su duración total es de 12 minutos.


*************************************************************
Como ahora no hay maestros ni alumnos,
el alumno preguntó a la pared:
¿qué es la sabiduría?
Y la pared se hizo transparente.
Jaime Sabines, Como pájaros perdidos XIX

*************************************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner